PAYASOS. Sigue la mata dando errores blanquiazules. Hace una semana, la candidata Josefina Vázquez Mota separó de su equipo a Karla Garduño de la Coordinación de Prensa por escribir mal Tlaxcala. Pero la maldición sigue; el viernes, su renovado equipo envió un comunicado en el cual omitió la J de su nombre.

LUCES. Se le volteó el chirrión por el palito a Martí Batres. El perredista quiso aprovechar el tránsito cargado hacia la zona de Santa Fe y puso un anuncio espectacular en Constituyentes. Su rostro, sonriente, presentaba el texto Hacia la cuarta transformación del DF . Pero no le salió bien la jugada porque su sonrisa fue atravesada por una leyenda que afirma que el perredista no cumple con sus cuotas. Después del quemón, Batres debería considerar poner al día su agenda financiera o, al menos, buscar un punto de menor afluencia.

ALTAVOZ. Si no las controlan, no las manejen. Circula en Facebook una denuncia contra Enrique Colín Garduño, simpatizante de Enrique Peña Nieto, quien tuvo la idea de amenazar a los simpatizantes del grupo Di no al PRI este 2012 . En un mensaje, los afectados aseguran que Colín intentó intimidarlos para que cerraran las páginas contra el priísta. Si no lo hacen vamos a rastrearlos o los mandamos pa’l otro mundo , se lee en la amenaza. Después de la balconeada, ayer por la tarde el personaje cerró su cuenta en esta red social.

JAULA. Pura calidad. El actor y modelo Raúl Osorio quiere saltar de la tribuna de TV Azteca a la de San Lázaro. El yucateco es candidato del PRI-PVEM a una diputación federal por el Distrito 9, correspondiente a la delegación Venustiano Carranza. El aficionado a mostrar su cuerpo con poca ropa dice que quiere llevar al Congreso sus rutinas de ejercicio para amas de casa. Pero no crea que sólo eso, Osorio dice que la política le gusta desde joven, cuando veía a su papá trabajar con el exgobernador Víctor Cervera, quien gobernó esa entidad de 1995 al 2001.

REDOBLE. Aquello que no puedes ver, en tu casa lo has de tener . En Guerrero, Claudia Lobato, hija del exlíder local del PRD, René Lobato Ramírez, se incorporó a la dirigencia estatal del PRI. En la toma de protesta de la joven de 22 años estuvo el exgobernador Rubén Figueroa Alcocer, uno de los políticos más cuestionados por el padre de la dirigente. Claudia asegura que siempre se orilló hacia el PRI y dice que, francamente, no le ve mucha vida al PRD, porque lo manejan personas sin valores ni escrúpulos. Eso duele, ¿no?

fuentes@eleconomista.com.mx