JAULA. Que se pone fiero. El priísta Manlio Fabio Beltrones rugió y le exigió a la PGR no politizar la justicia e investigar limpiamente el caso de los $25 millones incautados a dos funcionarios de Veracruz. Aseguró que si esto no es una cacería, mucho se le parece y en la vida, como en la política, las casualidades no existen.

TAMBORES. Se hace de la boca chiquita. Miguel Ángel Mancera, quien suspira por ocupar la oficina de Marcelo Ebrard, sólo se comió dos tamalitos durante el convivio por el Día de la Candelaria con comerciantes establecidos del Centro Histórico. Hay que cuidarse, porque tenemos que hacer mucho ejercicio, hay que estar en forma , dijo. Un curioso y malicioso asistente le preguntó: ¿Qué le va a pedir al Niño Dios? Pero se quedó con un palmo de narices porque le respondió: Que a todos nos vaya muy bien . Sí que se cuidó la boca.

FUEGO. ¡Es inocente! Samuel Rodríguez, secretario general del Partido Verde Ecologista, saltó al ring a defender al aspirante a la Jefatura Delegacional en Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, quien en su Facebook presume de sus actividades militares. Argumentó que desde pequeño el político recibió educación de la milicia y que sólo es un deporte que realiza por pasatiempo, es decir, que es todo un maestro en los triples mortades. Dijo que Rubalcava es una persona tan responsable y que metería las manos al fuego por él. ¡Aguas!, no vaya a salir quemado.

ATREVIDO. Y que los cachan. Fácil se le hizo al candidato panista al Senado, José Rosas Aispuro, usar un helicóptero oficial para llegar a la inauguración de un puente en Durango. En la ceremonia había mantas con logotipos del PAN. Pues ahora en el pecado llevará la penitencia, porque diputados del PRI amenazaron con denunciar ante la Fepade y la SFP cómo usan los recursos públicos en actos de proselitismo. Al grito de exigimos al Ejecutivo federal sacar las manos del proceso electoral en Durango , los priístas se pusieron bravos. ¡Sopas!

CAMPANAS. Mercado de lágrimas se vivió ayer en un evento con el gobernador de Chihuahua, César Duarte, quien hizo un reconocimiento a tres exsecretarios del gobierno calderonista al entregar la modernización de la carretera Parral-Villa Matamoros. Junto al presidente Felipe Calderón y a otros malabaristas de los niveles federal y estatal, dijo que Ernesto Cordero, Francisco Blake y Juan Camilo Mouriño se preocuparon por tener presupuestos robustos en materia de infraestructura. ¡Ya déjenlos en paz!

fuentes@eleconomista.com.mx