MAGAZO. Como si pedir perdón fuera suficiente. El exmandamás de Seguridad Pública de Chiapas, Mauricio Gándara, pidió al exgobernador Pablo Salazar, quien fue su jefe, que pida perdón a Chiapas . El Presidente de la asociación Tapachula Consciente dijo que así Salazar pondría orden en su interior.

ENANOS. Mal les fue a los pobres asistentes a un mitin proselitista en la comunidad de Dengantzhá, Hidalgo, quienes fueron atacados por abejas africanas, dejando 30 lesionados. El ataque del enjambre se registró en el mitin del candidato de la carpa tricolor a la Presidencia municipal, Joel González Gómez, luego de que un grupo de niños localizó el panal y comenzó a aventarle piedras. Protección Civil informó que alrededor de 20 personas fueron trasladadas al hospital regional de Cinta Larga y otros 10 al de Actopan para su atención médica.

CABALLITO. Ahora sí se acuerdan de la zona carbonífera de Coahuila los suspirantes del PRI y PAN al gobierno estatal, pues recorrieron el área como parte de sus trabajos proselitistas con miras al proceso electoral del próximo 3 de julio. El abanderado de la coalición del PAN-Unidad Democrática Coahuilense, Guillermo Anaya Llamas, siguió ajetreado en la ciudad de Piedras Negras, donde tuvo diversas entrevistas en medios de comunicación. Hasta de volantero la hizo. No cabe duda que en nombre del hueso se hace de todo...

LEÓN. El suspirante al gobierno nayarita por las carpas de Convergencia y del Trabajo, Nayar Mayorquin Carrillo, balconeó a sus contrincantes de piratearse sus propuestas para hacer campaña; entre ellas mencionó la de reducir tarifas eléctricas y la integración del gobierno ciudadano. Además, pidió a su contrincante de la carpa del sol azteca, Guadalupe Acosta Naranjo, que decline en su favor. Afirmó que existe un desplome en la aceptación popular de sus opositores, ya que, dijo, se han debilitado por la falta de coherencia.

REDOBLE. Lo que mal empieza, mal acaba. Al paso del tiempo, los augurios hechos desde la carpa del Congreso se están cumpliendo uno a uno. Lo malo es que los platos rotos los están pagando los trabajadores de la otrora pujante Serpaprosa, hoy dirigida por la transnacional Brink’s, especialista en el traslado de valores, como Eduardo Musalem, quien ya abandonó el barco antes de que se hunda. Malabaristas de las carpas Baja y Alta intentarán sacar el bote a flote. Amanecerá y veremos lo que sucede.

[email protected]