MIMO. Quien prometió no meter las manos ni para lavárselas en el proceso interno fue el mandamás de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez. Esto luego de que el secretario de Salud federal, José Ángel Córdova, pidiera cancha pareja para los aspirantes después de ser presentado formalmente como precandidato.

LUPA. Vestidos y alborotados se quedaron los malabaristas de la carpa Legislativa del DF, pues el secretario de Obras y Servicios, Fernando Aboitiz, y el jefe delegacional en Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo, no asistieron a la reunión que tenían programada con los integrantes de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana. Los funcionarios locales fueron solicitados por la Comisión Permanente para que dieran a conocer los pormenores del viaducto elevado que conectará Insurgentes Norte con el Edomex.

CARPA. Andan apurados en la carpa Baja. El malabarista del panucho, Agustín Castilla Marroquín, urgió a la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados a acelerar las negociaciones para la aprobación de las reformas pendientes en materia electoral con el fin de que puedan aplicar en los comicios presidenciales del próximo año. Estamos ante la última oportunidad de establecer mejores condiciones para la contienda. De no hacerlo, podríamos estar abonando un escenario conflictivo con reglas ambiguas , advirtió.

CARRITO. Beneficios en la carpa capitalina. La diputada blanquiazul Lía Limón García presentó una queja ante la Comisión de Derechos Humanos local con la finalidad de que se investigue la posible violación de los derechos humanos de igualdad, seguridad jurídica y participación ciudadana en que incurrió el jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, por la aplicación del artículo 41 de la Ley de Desarrollo Urbano del Distrito Federal y 105 Bis de la Ley de Procedimiento Administrativo del DF. Denunció que son acciones autoritarias y electoreras.

TIGRE. A la defensa del gobierno federal salió el subsecretario de Gobernación, Juan Marcos Gutiérrez, quien aseguró que existe una comunicación fluida y constante con la caravana por la paz para garantizar su seguridad de manera satisfactoria. Descartó que los hechos ocurridos la víspera en Ciudad Juárez, donde la Policía Federal revisó la sede del Centro de Derechos Humanos Paso del Norte, que dirige el padre Óscar Enríquez, constituya un acto en contra de la caravana que se dirige hacia aquella ciudad.

[email protected]