ARLEQUÍN. Ni maíz dijo Martha García, candidata del blanquiazul al gobierno de Nayarit. Descartó declinar en favor del abanderado perredista, Guadalupe Acosta Naranjo, pues aseguró que su campaña está más firme que nunca . Muy abusada, dio la bienvenida a la posibilidad de que Acosta decline en su favor.

LANZADOR. La grilla a todo lo que da. Y es que el secretario de Elecciones del panucho, Rubén Camarillo, retó al mandamás nacional del tricolor, Humberto Moreira, a mostrar el origen de los recursos que gasta en la campaña su candidato Eruviel Ávila en el Estado de México. El panista opinó que los mexiquenses son testigos del derroche de recursos de los priístas, que tapizan el estado con anuncios por todas partes. Me preocupa la posibilidad de que haya financiamientos ilegales en esa campaña electoral , afirmó desconcertado. ¿Será?

CABALLITO. Se disparó el banderazo de salida en la carpa michoacana. Y es que el sol azteca arrancó en el estado el registro de precandidatos a la gubernatura. Los más apuntados en inscribirse fueron la exdirigente estatal perredista, Fabiola Alanís Sámano, y el exdiputado federal y exsenador, Antonio Soto Sánchez. Aunque Enrique Bautista, Raúl Morón Orozco, Cristina Portillo Ayala y Silvano Aureoles Conejo no se duermen en sus laureles y harán lo propio en los próximos días, con el fin de abanderar a su partido en la contienda de noviembre.

MAGO. La archirrequeterrecontra churra serie El equipo llega a su fin. Con sólo tres semanas al aire, las súper operaciones secretas, en donde los villanos son los tontos y la Policía Federal es de primer nivel, dejarán de transmitirse por el Canal de las Estrellas estrelladas. ¿El motivo? Dicen las malas lenguas que hay inconformidad de las fuerzas castrenses en torno de la serie y por el afán de presentar a la policía como el mejor equipo de seguridad liderado por Genaro García Luna. Cuando en realidad los peces gordos aún andan en el mar del negocio del narcotráfico.

GRITÓN. Pamplinas, las del mandamás de Navolato, Sinaloa, Evelio Plata Inzunza. Ahora se le ocurrió la brillante idea de proponer la prohibición de las chiquifaldas para, según él, terminar con los embarazos no deseados. El funcionario explicó que aunque la medida puede causar disgusto entre las jóvenes habitantes del lugar, sería una forma eficaz de evitar embarazos en las adolescentes. Es más fácil prohibir que difundir programas de educación sexual para la población.

[email protected]