CARRITO. Por tres pelos de rana calva se salvó el PVEM. Y es que debido a la falta de tres consejeros electorales y a un empate en la votación, la carpa electoral devolvió el expediente y se salvó de una multa archimillonaria. Ahora se tendrá que presentar un nuevo documento cuando estén todos lo integrantes. ¡Va pa’ largo!

MONOS. |Lo de los dos hombres bala con atuendos tricolor es más que un mito. Se rumora en los pasillos del Congreso, respecto del tema de los consejeros del IFE, que hay una posición Beltrones y otra Rojas. El sonorense Manlio Fabio Beltrones estaría abogando por ceder en los dos consejeros, pero no de buena fe, sino a cambio de obtener concesiones en otros temas. El mexiquense Francisco Rojas representa la línea dura en la fórmula de los dos consejeros. Lo curioso es que la línea de comunicación entre ambos es débil o inexistente.

PELOTA. Ni los mejores espectáculos realizados por los presentadores en las diversas carpas políticas han sido tan aplaudidas y ovacionadas como lo fue el exsenador Diego Fernández de Cevallos. Durante su arribo a la toma de protesta de Luis Felipe Bravo Mena como el mero gallo del panucho para quitarle la corona al PRI en el Edomex. Militantes del blanquiazul aplaudieron hasta que se les hinchó la mano al Jefe Diego. Con menor efervescencia hicieron lo mismo con Josefina Vázquez Mota y Alonso Lujambio. ¿Esto tendrá un significado macabro?

GUILLOTINA. Patito feo. Un grupo de malabaristas de la Comisión de Gobierno de la carpa legislativa hicieron un extrañamiento enérgico a la carpa alta por no incluir en la propuesta de reforma política del Estado al DF para dotarlo de autonomía en su régimen interior y reconocer los derechos de los habitantes de esta capital. Los coordinadores de los grupos parlamentarios del PRD, PAN, PRI, PT, y del PVEM, así como los integrantes de la Comisión de Gobierno, se presentaron en la nueva sede del Senado para hacer su reclamo.

LEÓN. Que se cuide porque no están buscando quién se las hizo, sino quién se las pague. Los extrabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro, con el inefable y malencarado Martín Esparza al frente, están decididos a hacerle la vida miserable al candidato de Acción Nacional al gobierno del Estado de México, Luis Felipe Bravo Mena, y seguirlo como si fueran su misma sombra. Si es Bravo, ¡que lo amarren!’’, será el grito de batalla de los electricistas en los próximo meses. Ni hablar: a pagar los platos rotos.

[email protected]