ENANOS. Está que arde. Y es que el archilopezobradorista Mario di Costanzo advirtió que está dispuesto a quemar la tribuna de San Lázaro para evitar que se apruebe la reforma a la Ley de Seguridad Nacional, que considera limitaría las garantías individuales de los mexicanos y daría manga ancha a los militares.

TRAGAFUEGOS. Muy chambeadores andan los brigadistas que trabajan para mitigar los incendios de Coahuila, pues la carpa del Medio Ambiente dijo que no darán tregua hasta apagar por completo el incendio, controlado 90% por la Semarnat, que ha sido catalogado como uno de los siniestros más complicados en la historia. Además alertó que el incendio continúa alimentándose de altas temperaturas, rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora e incendios subterráneos, por lo que no descartó la posibilidad de que las llamas se aviven.

MAGAZOS. La misma tonadita de siempre. El domador del circus guerrerense, Ángel Aguirre Rivero, afirmó que habrá seguridad para todos los luchadores sociales y se esclarecerá el crimen del ecologista Javier Torres Cruz, cuya investigación descartó que la atraiga la PGR. Reconoció que el día que asesinaron al ecologista, miembro del Taller de Desarrollo Comunitario Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, la situación en la Sierra de Petatlán estaba tensa; sin embargo, aseguró que la Procuraduría otorgó todo el apoyo a la familia.

GLOBOS. Tremendo alboroto se armó en la Catedral Metropolitana cuando activistas entraron al recinto y lanzaron consignas contra el cardenal Norberto Rivera, tras el suceso fueron sacados y entregados a la policía. El vocero eclesiástico Hugo Valdemar dijo que las personas que irrumpieron con altavoces en el recinto y destruyeron una imagen de la Virgen de Guadalupe ya fueron perdonadas por el Cardenal, pero se les debe sancionar conforme a la ley y no dudó en asegurar que podría tratarse de gente del PRD.

INTERMEDIO. Pa’que no haya agandalle, el panista Juan José Cuevas García propuso establecer candados en la conformación del padrón electoral de cada entidad, con el fin de crear una homologación que impida que los ciudadanos puedan votar en dos o más entidades. Detalló que muchos ciudadanos que habitan en los límites con otras entidades son movilizados por grupos de interés para obtener su credencial de elector en otro estado y así ejercer su derecho al voto, aunque no resida en ese lugar.

[email protected]