Malabarista

“Senadora sin vergüenza”, así califica Lilly Téllez a la presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero, debido a que en días pasados estimó que la presentación de una controversia constitucional al acuerdo presidencial sobre obras es improcedente. La senadora que renunció a las filas de Morena y se encuentra en el PAN dicta que la exministra no determina el interés legítimo para promover el recurso, sino que eso le corresponde a la SCJN. No es la primera vez que califica de esa manera a alguien relacionado a la 4T, también ya lo hizo con la jefa de gobierno, en sus redes sociales.