Changos

En el pueblo de San Pablo Chimalpa, en la alcaldía Cuajimalpa, realizaron una procesión religiosa a pesar de las restricciones. La festividad fue interpelada por policías, pero los pobladores los amenazaron para poder continuar con el evento. El alcalde llamó a los habitantes a respetar las recomendaciones de las autoridades y reprobó la actitud de los pobladores hacia los policías que cumplían su deber.

Domador

Jaime Rodríguez Calderón el Bronco amagó a los neoleoneses que, si no cumplen el confinamiento en casa, realizará un toque de queda en el estado para evitar el contagio de coronavirus.  “Andamos en friega en la calle con policía, helicópteros y perifoneos, hoy mismo vamos a bajar el uso del transporte público para que la gente no se mueva y se quede en su casa”, declaró el mandatario.