Reflectores

Luego de que la CNTE levantara su plantón, ubicado cerca de las instalaciones de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo informó que los maestros se fueron de manera pacífica y calificó la acción como un logro del diálogo y “el adiós a la fuerza para la solución de los problemas sociales”.

Campanas

En el marco de la conmemoración por el 213 aniversario del natalicio de Benito Juárez, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, aseguró que el legado de Benito Juárez “vive y está presente”, por lo que quienes encabezan las instituciones del estado tienen el compromiso de aprovechar la oportunidad histórica de aportar un cambio verdadero en Morelos y el país. Durante la ceremonia, Blanco entregó la Medalla Benito Juárez García a los jóvenes ganadores que concursaron por ese galardón a través de un ensayo.

Bala humana

Durante su participación en el Congreso de los Jóvenes, organizado por estudiantes de la Universidad Panamericana, el exministro de la SCJN, José Ramón Cossío, advirtió que en los próximos años México tendrá uno de los cambios jurídicos más importantes de la historia nacional y lamentablemente no se ha identificado, ni detectado. Por ello, dijo que es importante que los jóvenes se involucren en el ejercicio del derecho, en virtud de que siempre estarán implicados directa o indirectamente.

Payaso tonto

La senadora de Morena Eva Galaz llamó “retrasados mentales” a los reporteros que se encontraban en la conferencia de prensa del legislador Armando Guadiana, mientras el senador era cuestionado sobre un posible conflicto de interés. Guadiana se mostró molesto al responder las preguntas de los periodistas, por lo que Galaz se confió y dijo en voz baja el insulto; sin embargo, no contó con que el micrófono estuviera prendido y se escuchara su comentario en toda la sala. Horas después, ofreció disculpas.

Tamborilero (redoble)

La senadora de Morena Lucía Trasviña pidió desde la tribuna a los legisladores de la oposición no caer en descalificaciones; sin embargo, lo hizo usando adjetivos despectivos. Trasviña comenzó a referirse a sus adversarios políticos como “unos sinvergüenzas, cínicos, sátrapas, ratas y lurios”. También mencionó que lamentaba que estuvieran “con una investidura que no les corresponde”. La senadora finalizó al señalar que no les tenía miedo a los senadores de otros partidos.