JAULA.

El diputado federal panista, Martín Alonso Heredia, impulsa una iniciativa de ley con penas de prisión de tres a siete años para los reos que se fuguen de prisión o durante el trasladado a los centros penitenciarios y que usan violencia para cometer este delito. La ley vigente sólo castiga a quienes ayuden a la fuga.

QUIMERA.

El líder del PAN capitalino, Mauricio Tabe Echartea, llamó a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal a aprobar un presupuesto racional, austero y que no eleve en exceso los gastos en el órgano legislativo. Dijo que el PAN estará pendiente del debate para la aprobación del presupuesto 2015 y urgió a los asambleístas a tener sensibilidad del momento económico del país y que las modificaciones al presupuesto sean claras y por decisiones de política pública justificadas, además, que se rechace la persecución fiscal.

TIGRE.

Cuatro altos mandos de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) fueron suspendidos temporalmente de su función, con el fin de privilegiar la transparencia y la rendición de cuentas, informó el órgano de impartición de justicia laboral. Dijo que esta suspensión temporal, realizada conforme a lo dispuesto en Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, derivó de diversas quejas y denuncias administrativas que promovieron trabajadores, patrones y funcionarios de la propia JFCA.

MONO.

El IFAI instruyó a la PGR a fundar la falta de información sobre exámenes de identidad que acreditan la muerte de Gonzalo Inzunza, alias El Macho Prieto, presunto narco del Cártel de Sinaloa, ello porque informó que tras buscar en sus archivos no localizó documentos que confirmen la muerte o identidad del presunto delincuente. Ante ello el IFAI indicó que esa manifestación contradice lo que comunicó la Comisión Nacional de Seguridad el 19 de diciembre del 2013, de un operativo de la Policía Federal en el cual pudo haber muerto.

GLOBOS.

El joven mexicano detenido el miércoles en Oslo por irrumpir en la entrega del Premio Nobel de la Paz, quien reclamó atención sobre la violencia en su país, podría ser deportado según su hermano. El miércoles, Adán Cortés, de 21 años, se paró delante de los dos galardonados del Nobel de la Paz, la paquistaní Malala Yousafzai y el indio Kailash Satyarthi, y les pidió que hablasen de la crisis que vive México a raíz de la presunta masacre de 43 estudiantes. Tramitaba su asilo político en Noruega.

[email protected]