“El riesgo era alto, pero había que mandar un mensaje claro”. Una docena de asistentes a la “cumbre de Toluca” defienden la pertinencia del lanzamiento del movimiento que buscará llevar a Marcelo Ebrard a la candidatura presidencial dentro de dos años.

Pocos reconocen lo que resulta evidente: hubo un error de cálculo. “Parece una acción desesperada”, resume uno de los asistentes a la hacienda San Martín, el pasado fin de semana. “Más que desesperación, hubo improvisación”, matiza otro. “La urgencia era responder al control de la agenda de la sucesión, que había tomado Claudia (Sheinbaum)”.

El espaldarazo presidencial a la jefa de Gobierno, tras del incidente de la Línea 12 del Metro, precipitó la articulación del movimiento Marcelo 24, que tiene alcance nacional. Entre las señales más ominosas —notaron los organizadores de este frente progresista — está la presencia de Iván Silva Yanome, mandamás de Heurística Comunicación, en el war room de Sheinbaum.

Silva Yanome y Hugo Scherer, dos antiguos aliados de Ebrard, ahora serán adversarios. “Llegó el momento de las definiciones”, refieren los promotores del cónclave del pasado fin de semana. ¿Y de tomar una ruta de salida de Morena?

El partido se va a radicalizar, calculan. Los puros tomarán el control y cerrarán el paso a otros aspirantes, como Tatiana Clouthier, Ricardo Monreal y el canciller. El arrojo del momento podría, empero, obedecer a un error de diagnóstico que podría tener consecuencias desastrosas.

Y es que poco a poco surgirán las evidencias de que altos funcionarios de Relaciones Exteriores (José Antonio Domínguez Carballo y Javier López Casarín, entre los más relevantes) estuvieron directamente involucrados en la organización y el financiamiento del cónclave de Ocoyoacac, que trascendió —benditas redes sociales — no obstante que los invitados recibieron la petición comedida de abstenerse de usar sus smart phones.

Entre los asistentes había periodistas locales y líderes de opinión, por lo que la secrecía quedaba descartada y más, por la presencia de los verdes-influencers. Novateados, los ebraristas quisieron dirigir las filtraciones con un discurso inverosímil: “que no nos den por muertos”, era el spin.

Múltiples indiscreciones obligaron a corregir el mensaje. Y sobre todo, a revelar detalles que —según el plan original— tendrían que quedar bajo reserva. “Empezamos bien, pero la situación se salió de control”, acepta uno de los organizadores. “El protagonismo de algunos dio al traste con todo”, lamenta. ¿Sólo fue eso? ¿O que los indiscretos son cercanos a una corriente que tiene su origen en el PRI y son cercanos a Manlio Fabio Beltrones?

Ebrard en Ocoyoacac llamó a los suyos a ser consistentes, perseverantes y leales al presidente de la República. Y confirmó su interés en el 2024. “En su momento y con respeto a las reglas iremos por la candidatura”.

Efectos secundarios

¿MAYORÍA? Antes de que Evelyn Salgado asuma como gobernadora de Guerrero, la nueva legislatura deberá decidir quién queda al frente de la Junta de Coordinación Política. Alfredo Sánchez, quien está al frente de ese órgano de gobierno, resultó reelecto, pero Morena buscará colocar en esa posición estratégica a Leticia Castro Ortiz.

ENCUMBRADOS. Con seis rutas enológicas y una producción anual de 470,300 toneladas, la industria vitivinícola mexicana se ha convertido, con sus 500,000 fuentes de trabajo, en la segunda fuente de empleo en el sector agrícola. Y con esa fuerza, el titular de la Sader, Víctor Villalobos Arámbula, acudió a la sede de la Organización Internacional de la Viña y el Vino para gestionar que México sea anfitrión del 43 Congreso Mundial de la industria, que ocurrirá en Baja California el año próximo.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.

Lee más de este autor