No qué no

Walmart de México tuvo la crónica de una venta anunciada.

Anunció que le vendía a Carlos Slim su banco. La verdad es que el banco , no es gran negocio. Lo que la gente de Slim adquirió fue unos espacios en las tiendas Sam´s Club, WalMart y Bodega Aurrera. El banco, después de casi siete años de operar no fue negocio. Cuando los llamados bancos tienda nacieron, los directivos de bancos tradicionales criticaron que no era lo mismo vender abarrotes que productos financieros. Al principio se presumió que la institución daría muchos créditos a los clientes que pisan la tienda y a los proveedores de la más grande cadena de tiendas de autoservicio del país. Ningúna de las dos cosas sucedió. Aportó, en casi siete años de operación, menos del 0.3% de los ingresos de la cadena y nunca, nunca tuvo utilidades. Carlos Slim, compró el negocio, por algo será .

Los tiene asustados

Ante las nuevas medidas que aplicará la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que encabeza Jaime González Aguadé, para fortalecer a las casas de Bolsa, algunos de los directivos no quedaron muy contentos, sobre todo con las disposiciones que tienen que ver con el perfilamiento de los clientes, medida en la que estos intermediarios ya habían avanzado y que ahora se aplicará también para los fondos de inversión.

Sin quejarse más de la cuenta con la autoridad, a estas entidades no les quedará otra alternativa más que ajustarse a las normas, pero eso sí, solicitarán el tiempo necesario para adecuar sus sistemas y capacitar al personal.

Y si bien es un tema que continúa bajo negociación con la CNBV, los intermediarios ya empezaron a trabajar con la logística, porque no ven ninguna posibilidad de flexibilizar los lineamientos, al menos en el corto plazo

Trabajo en equipo

Luego de que hace unos días se dio a conocer que José Oriol Bosch ya es el nuevo director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), al interior del intermediario se asegura que trabajará muy de cerca y de manera coordinada con Jaime Ruiz Sacristán, quien asumirá la presidencia de la empresa el 1° de enero del 2015.

Los enterados afirman que ellos ya habían hecho mancuerna en la Asociación de Bancos de México (ABM), en donde durante la dirigencia de Ruiz Sacristán, Oriol lo apoyó en uno de los principales comités del organismo privado.

En principio, se trazarán una estrategia agresiva para posicionar a la BMV como una de las más profundas e importantes de América Latina.

Prepagan crédito

Hace casi seis años, una automotriz que estaba en Chapter 11 recibió apoyo de Bancomext para financiar su expansión en México. En ese momento, su precaria situación financiera le impedía acceder a financiamiento bancario y el banco de desarrollo mexicano entró al quite. En seis años, la automotriz ya recuperó su capacidad de endeudarse y tiene dos plantas más en México. Pagará el crédito al banco que dirige Enrique de la Madrid. Bancomext verá adelgazar su balance de créditos, pero están contentos. La operación fue un éxito. Adivine de qué automotriz estamos hablando. Le damos una pista: su sede global se encuentra en Detroit.

Coronota

La compañía colombiana Corona, que se especializa en la manufactura y comercialización de materiales de construcción, está en proceso de expansión y tiene en la mira crecer en México.

El consorcio sudamericano firmó un acuerdo para adquirir 100% de la participación accionaria de Sanitarios Lamosa, que pertenece al Grupo Lamosa en México y se espera que la transacción se formalice en el primer semestre del 2015, sin embargo, está sujeta a la aprobación de las autoridades competentes.

Sanitarios Lamosa se fundó en 1963 y se ubica en Nuevo León. Cuenta con dos centros productivos, uno en Monterrey y otro en el municipio de Benito Juárez. Su capacidad de producción es de 3 millones de piezas al año.

La empresa es uno de los líderes en el mercado y exporta 50% de su producción a Estados Unidos y Canadá.

Calladitos se ven bonitos

No cabe duda de que órdenes son órdenes y las dependencias y organismos de la administración pública federal acataron las sugerencias de los de arriba.

Resulta que, por lo menos en el sector financiero, se cancelaron todos los brindis navideños que se ofrecían a periodistas, banqueros y financieros, obvio cada reunión por separado. La intención es enviar una señal de austeridad y de paso, evitar preguntas incómodas de los reporteros.

Uno de los primeros en cancelar fue la Secretaría de Hacienda, que encabeza Luis Videgaray, seguido por el que ofrece también cada año la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), a cargo de Jaime González Aguadé, quien tenía previsto un desayuno con la fuente.

También se suma el Banco de México y varios bancos de desarrollo. Ni hablar...