Desde hace algunos años los analistas de Morningstar en EU siguen una estrategia de inversión muy particular que consiste en comprar fondos o Exchange Traded Funds (ETFs) de las tres categorías menos populares del año que ha transcurrido y vender fondos o ETFs de las tres categorías más populares. ¿Cómo determinan esta popularidad? No por la rentabilidad, sino por los flujos de fondos a lo largo del ejercicio anterior.

Los fondos o las categorías que más suscripciones han recibido son considerados los más populares y aquellos que más rembolsos han sufrido serán los fondos menos populares .

Se trata de una estrategia de tipo contrarian, como dirían los anglosajones, que supone ir en contra de la opinión mayoritaria. Se ha demostrado que las categorías menos populares suelen batir a las categorías más populares en un plazo de tres años.

Tiene cierto sentido, generalmente los inversionistas suelen comprar fondos o categorías de fondos que se han comportado bien en el pasado reciente; dicho de otra manera, invierten en los más populares, pero la combinación de fuertes flujos de entrada y altas rentabilidades pasadas es un indicativo de que el tipo de activo en cuestión está algo sobrevalorado.

¿CÓMO APLICAR LA ESTRATEGIA?

El inversionista debe mantener los fondos menos populares entre tres y cinco años y, al mismo tiempo, desprenderse de los más populares en el mismo periodo.

El resultado de esta estrategia (al menos en Estados Unidos) ha generado rentabilidades aceptables, aunque en periodos irregulares. Funciona bien cuando hay cambios drásticos, como en el 2008 o 2009, pero no así cuando la rentabilidad de las categorías es más consistente.

Por ello, primero es necesario mantener la estrategia durante un cierto tiempo, no sólo un año en concreto y olvidarse de ella. Segundo, conviene aplicarla de forma marginal a la cartera en lugar de construir la cartera con base en esta estrategia.

En Estados Unidos desde principios de 1994 hasta finales del 2011, la estrategia ha acumulado una rentabilidad anualizada de 8.98%, muy por encima de la conseguida por los fondos más populares ubicada en 5.13% anual. En ese mismo periodo el MSCI EAFE ha generado una rentabilidad de 5.1% anualizada y el S&P 500 7.4% anualizado.

A lo largo del 2011, las categorías de fondos menos populares en EU han sido la de renta variable estadounidense de gran capitalización y estilo growth (con rembolsos netos de US40,000 millones), la de renta variable de gran capitalización y estilo blend o mixto (con rembolsos de US23,000 millones) y la de renta variable global (con rembolsos de US21,000 millones).

Entre las categorías con más éxito en el 2011 en popularidad, por parte de los inversores, figuran la de renta variable emergente diversificado (con suscripciones de US20,000 millones), la de materias primas diversificado (con suscripciones por valor de US9,000 millones) y la de renta variable extranjera capitalización grande y estilo growth (con entradas por US4,000 millones).

* Fernando Luque es editor de Morningstar publica artículos en Inversión, Economía del ABC y el diario Negocio en España. [email protected]