La foto y el texto que publicó ayer en Twitter el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, en la que aparece reunido con el jefe de la oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo, son muy reveladores.

Además de la imagen en sí misma, que deja ver que dos de los más altos funcionarios del gobierno mexicano están, más que preocupados, ocupados en la búsqueda de los detonadores más efectivos para impulsar la inversión privada.

El texto del tuit del responsable de las finanzas públicas deja claro que —ambos— coinciden en la gran importancia que tiene la inversión privada para el crecimiento del país.

Y anota que están convencidos de que algo tienen que hacer para restaurar la confianza de los empresarios e inversionistas.

Además, informa que discutieron diversos mecanismos para fomentar la inversión privada.

El punto central de la conversación entre dos de los más cercanos colaboradores del presidente Andrés Manuel López Obrador fue la necesidad de aumentar la inversión del sector privado.

La reunión entre Herrera y Romo se realizó justo el día en el que se difundió un dato muy negativo para la economía mexicana: la caída en mayo de 6.9% de la Inversión Fija Bruta.

Para ese mes, de acuerdo con cifras de Inegi, la Inversión Fija Bruta registró una caída de tal magnitud que no se registraba desde el mes de septiembre del año 2013. Además acumuló cuatro meses consecutivos con caídas.

La atonía en la inversión es una preocupación de prácticamente todos los analistas económicos, incluidos los de Banxico.

Y es que más allá de que es cierto que al inicio de los últimos cuatro sexenios se ha registrado un fenómeno similar de atonía en la inversión, también es cierto que en el gobierno actual los analistas han identificado acciones concretas contrarias a los intereses de los inversionistas y la certeza jurídica sobre las mismas.

Entre ellas se ha mencionado persistentemente la cancelación del aeropuerto en Texcoco, el inicio de la ampliación del aeropuerto de Santa Lucía que, según los expertos, no tiene viabilidad; la construcción de la refinería de Dos Bocas, y del Tren Maya, cuya rentabilidad es cuestionable y la solicitud de arbitraje internacional para modificar los contratos de las empresas que construyeron gasoductos en México.

Al inicio de los sexenios de Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Vicente Fox y Ernesto Zedillo, se repitió el ciclo de atonía en la inversión.

Eso es totalmente cierto y ahí están los registros.

La diferencia es que, en el inicio del actual sexenio, se han registrado como en ninguno otro, acciones y señales muy negativas contrarias a la inversión privada.

Por eso es importante que el tema lo tengan en el radar el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, y el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Aunque ambos han sido desmentidos por el presidente de la República, en distintas ocasiones en temas torales, los dos han mantenido la calma y perseveran en una perspectiva mucho más moderada.

Romo ha impulsado la posibilidad de reanudar las rondas petroleras más rápido de lo que originalmente planteó el presidente de la República.

Y Herrera ha tejido fino con distintos e importantes sectores empresariales.

De hecho, a la salida de Carlos Urzúa, muchos banqueros y empresarios lo vieron muy positivamente porque Herrera es mucho más abierto al diálogo.

Habrá que ver si la dupla Romo-Urzúa, considerados como “moderados”, logra imponerse a los radicales en el propio gobierno.

Y veremos si en el intercambio de ideas logran encontrar los mecanismos que detonen la inversión e impulsen el crecimiento económico.

Por lo pronto llamó la atención la respuesta del presidente López Obrador en torno a la caída de la inversión. Dijo textualmente “depende de qué datos se utilicen; cuando hay la intención de proyectar las cosas que están mal en lo económico, se utilizan unos datos”.

Al tiempo.

Saga del tomate

El subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Jesús Seade, vía twitter anticipó que los productores mexicanos de tomate están cerca de lograr un nuevo acuerdo con EU que evite los elevados cargos que implica la potencial aplicación de un elevado arancel a las exportaciones mexicanas.

Sin embargo, también advirtió que los productores mexicanos enfrentan un obstáculo intransitable: la exigencia del gobierno de EU de inspeccionar en la frontera (por calidad) la totalidad de los tomates que les mandamos.

Sobre esta medida, señala tres puntos:

1. La medida es contraria a toda razón; en el 2018 el rechazo de tomates por calidad fue de sólo 0.32% de la totalidad de exportaciones. Esto detendrá a más de 120,000 camiones de tomate en la frontera anualmente. La medida no tiene función o motivación fitosanitaria alguna.

2. Esta medida es totalmente inaceptable para el gobierno mexicano ya que constituye un claro obstáculo técnico al comercio.

Aceptarla provocaría un colapso logístico y aduanero en el flujo del comercio bilateral.

3. Esta medida traería una afectación irreparable para las exportaciones mexicanas de tomate, producto del que dependen 1.5 millones de productores.

Si se retira esa condición —dice el funcionario— se alcanzará un nuevo acuerdo en el sector, en beneficio de los productores y consumidores de este gran producto en ambos países.

ATISBOS

Manuel Medina Mora falleció ayer Mike Corbat, CEO de Citibanamex, lamentó el deceso y recordó que el banquero mexicano lideró en esa institución el negocio de banca de consumo y ayudó a unificar sus negocios en una franquicia global. Descanse en paz y mis condolencias para sus familiares.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.