Lo que gastamos los mexicanos en atender nuestra salud se está incrementando, tanto del lado del gobierno como del lado privado. Ante todo, el que más se eleva es el gasto privado, el que pagamos en particular cada persona o cada familia en atención de nuestra salud o cuando alguien se enferma.

En el 2000, el gasto privado representaba apenas 46% del gasto total en salud en México; para el 2007 ya representaba 54%, y la tendencia sigue incrementando.

Parte de este aumento obedece al incremento en la cobertura de seguros de gastos médicos. De acuerdo con cifras de la industria aseguradora (AMIS), en el 2000 apenas 2.19 millones de personas en México contaba con una póliza de seguro de gastos médicos mayores y ello representaba 2.81% de la población total. Al cierre del 2010, el número de personas con póliza de seguro de gastos médicos mayores en México prácticamente se triplicó a 6.05 millones.

Aún así, los cubiertos por aseguradoras representan solamente 5.38% de la población total del país. Es decir, el potencial de crecimiento de este tipo de seguros aún es muy alto. Pensemos nada más que de ese creciente gasto privado en salud del que hablamos, solamente 5% es cubierto por seguros de gastos médicos mayores; restante 95% lo representa el gasto de bolsillo, muchas veces catastrófico.

De ahí que las perspectivas de crecimiento de la industria hospitalaria mexicana sean muy positivas y vislumbren áreas de oportunidad clarísimas.

El regreso de Médica Sur

Médica Sur, de Misael Uribe, indica en su prospecto de colocación de acciones, por el que espera obtener esta semana alrededor de 100 millones de pesos, que una de las fuentes más relevantes de sus ingresos en el 2010 fueron los pagos efectuados al amparo de seguros de gastos médicos mayores.

Estamos bien posicionados para beneficiarnos de las tendencias actuales, incluyendo el envejecimiento de la población, el incremento en su poder adquisitivo y del gasto destinado a salud, y el incremento en la cobertura de seguros de gastos médicos , consigna Médica Sur en el documento presentado ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) donde revela que en el 2010 dicha empresa hospitalaria ingresó 1,823 millones de pesos, de los cuales 474 millones fueron ganancias después de impuestos.

La gente de Misael Uribe estima que existirá un importante crecimiento a futuro en la demanda de servicios hospitalarios privados de calidad, impulsado principalmente por una creciente clase media en México y un perfil demográfico que tiende a envejecer.

Cofepris valida y busca ahorros

Noticia sorpresa la que dio ayer la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris): México tomará por válidos los certificados de buenas prácticas de fabricación de medicamentos expedidos por seis agencias homólogas: la Food and Drug Administration (FDA), de Estados Unidos; la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil; la Health Canada; la European Medicines Agency (Emea) de la Unión Europea; el Pharmaceutical and Food Safety Bureau de Japón, y la Therapeutic Goods Administration (TGA) de Australia.

Tiene mucho sentido esta decisión, dado que se acaba con aquella duplicidad de esfuerzos y de gastos para aquellas empresas que habiendo obtenido ya certificados de buenas prácticas de fabricación en estas prestigiadas agencias, aún tuvieran que solicitar -y pagar- un nuevo certificado ante la Cofepris. Era una posición regulatoria soberbia y absurda, pues -a decir verdad- nuestra autoridad sanitaria no tiene los recursos ni los niveles de aquéllas, de modo que era irrelevante estar supervisando plantas de esos seis países.

El ahorro para las empresas farmacéuticas, calcula la autoridad, será de unos 1,800 millones de pesos. Aparte, con la decisión se incentiva la importación de fármacos de mayor calidad. A ver si así reduce la masiva entrada de genéricos provenientes de China e India que no siempre gozan de la mejor calidad.

Comparten salud en Twitter

General Electric, de Jeff Immelt, lanzó una campaña para prevenir el cáncer utilizando Twitter. Para México, la iniciativa es a través del hashtag #GetFit_MEX y pretende movilizar al mayor número de usuarios a compartir frases de 140 caracteres sobre las mejores maneras de ponerse en forma y prevenir el cáncer y otras enfermedades. El país que comparta más información en Twitter ganará un donativo de 20,000 dólares para la Cruz Roja local.