Un estudio reciente entre médicos e internautas que buscan información relacionada con enfermedades y medicamentos reveló que 76% de los médicos en México utiliza Internet para buscar información sobre padecimientos. También encontró que son los buscadores y las bibliotecas médicas los medios on line de consulta más importantes para ellos.

Realizado por Health Interactive Research Services, una empresa especializada en investigación e inteligencia de marketing digital enfocada al sector salud, dicho estudio descubrió que 34% de los médicos en México utiliza el buscador por lo menos cinco veces cada vez que se conecta.

En cuanto a los pacientes, los padecimientos más buscados son cáncer, diabetes y obesidad. Por tanto, son las páginas de laboratorios farmacéuticos los sitios que más información relevante les proporcionan respecto de los medicamentos; sin embargo, aquel temor del médico de que Internet sustituya a la consulta no es tan real, pues más bien lo que ha sucedido es que el paciente ahora llega más informado y exigente.

Para la industria de la salud, no debe haber duda de que en la era del ciberespacio ya hay un neoconsumidor, el cual debe dejar de ser visto como un mero target; más bien debe entenderse como un interlocutor cada vez más informado, exigente y como el principal promotor de las marcas cuando éstas superan las expectativas, o el principal retractor si quedan por debajo, comenta Laura Morales, coordinadora de Harrenmedia Research.

Por otro lado, Deloitte recién hizo un estudio enfocado en la relación de redes sociales y el sector ciencias de la vida y cuidado de la salud. Ahí, 65% de los ejecutivos consultados de dicha industria a nivel mundial manifestó que sus compañías ya están usando redes sociales; o bien, ya tienen planes de aprovechar su capacidad de generación de información para desarrollar investigación de mercados, interacción con los pacientes, juicios clínicos, intercambio de opiniones y conocimiento entre líderes de opinión, educación médica, fármaco-vigilancia, entre otros.

No obstante, todavía más de un tercio indicó no tener planes de usar las redes sociales. Claro que la principal barrera para su uso es el marco regulatorio que aplica a la industria para realizar comunicación directa de productos de prescripción al consumidor.

De acuerdo con datos publicados en diversos foros internacionales, existen unos 500 millones de usuarios de Facebook y 75 millones de usuarios de Twitter en el mundo, los cuales comentan sobre los productos y servicios de diversas categorías, y exponen entre su red de contactos sobre padecimientos y formas de tratamiento. En América Latina, México lidera con 12.5 millones de usuarios en Facebook y más de 4 millones en Twitter. Las redes sociales se han trasformado en una herramienta fundamental para la comunicación de las empresas con sus consumidores y aquellas en el sector salud no son la excepción.

Javier González de la Torre, director nacional de la Industria de Ciencias de la Vida y Cuidados de la Salud en Deloitte México, considera que las compañías del sector deben aprovechar estos espacios para crear o aliarse con comunidades ya existentes donde los usuarios ya hayan logrado ese intercambio natural de ideas.

Además, nada de que son canal para adolescentes; los indicadores muestran que los mayores de 50 años son actualmente el segmento demográfico de mayor crecimiento en redes sociales a nivel mundial; 55% de ellos realiza búsquedas en comunidades en línea para conocer más sobre sus prescripciones médicas.

La visión del experto de Deloitte México es que existe un beneficio también para las autoridades sanitarias. Las nuevas tecnologías avanzan a un paso inimaginable y van en camino de apoyar al diagnóstico remoto y a la comunicación entre médicos y pacientes. A futuro, es de esperarse que haya menos carga de consulta in situ y se dé más eficiencia a la capacidad instalada.

Sobre el próximo Secretario

Ahora que José Ángel Córdova ya hizo oficial que en septiembre dejará el cargo para irse de candidato a Gobernador en Guanajuato, el que entrará en su lugar seguro está entre tres nombres: Salomón Chertorivski, comisionado titular del Seguro Popular; Germán Fajardo, a cargo de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico, y Carlos Tena, responsable del Consejo Nacional contra las Adicciones. Ya veremos hacia dónde va la designación.