El cambio climático es considerado como uno de los más grandes retos que ha enfrentado la humanidad. Afortunadamente, hoy en día, existen diversas tecnologías que permiten aminorar las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que emiten las actividades productivas del hombre; sin embargo, la transición hacia dichas tecnologías requiere de grandes inversiones.

Según cifras reportadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en los países en desarrollo, se invierte un promedio anual de entre 70,000 y 120,000 de millones de dólares para apoyar acciones de desarrollo bajas en carbono y se estima que para el 2030 se requieran anualmente de 140,000 a 175,000 de millones adicionales.

Los flujos de inversión requeridos para hacer frente al cambio climático son considerables, lo cual convierte al financiamiento climático en uno de los temas más relevantes para resolver este problema.

El cambio climático representa no sólo un reto para disminuir las emisiones de GEI, sino también para buscar las soluciones financieras que permitan implementar proyectos de bajo carbono. Las inversiones necesarias a nivel global para prevenir y contrarrestar los efectos del cambio climático son cuantiosas y será necesaria la participación conjunta de instituciones de gobierno y privadas para poder solventarlas, a través de productos financieros innovadores y adecuados que permitan superar las barreras financieras a las que se enfrentan los proyectos climáticos.

La identificación de las barreras a las que se enfrentan los proyectos climáticos, el uso adecuado de diversos instrumentos financieros para solventarlas y las características de dichos instrumentos son puntos clave a considerar en el proceso de diseño de productos de financiamiento adecuados para lograr impulsar más proyectos climáticos.

En dicho proceso, es recomendable diseñar productos con base en la experiencia de otras instituciones que brindan financiamiento a proyectos de mitigación o adaptación al cambio climático y que permitan identificar mejores prácticas y casos de éxito en la materia.

En congruencia con lo anterior, los pasados 29 y 30 de noviembre, se llevó a cabo el taller Instrumentos Financieros para Promover la Sostenibilidad y la Mitigación del Cambio Climático, en las oficinas centrales de FIRA, en la ciudad de Morelia, Michoacán, en el cual instituciones financieras públicas y privadas de América Latina y el Caribe (ALC) y expertos nacionales e internacionales de 16 diferentes países e importantes organismos multinacionales, como el BID, la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo y la Agencia Francesa de Desarrollo, se reunieron para generar propuestas de acción y cooperación en los temas de instrumentos financieros para la promoción de la sostenibilidad y la mitigación del cambio climático en la región, en los sectores de eficiencia energética y agricultura; así como compartir las experiencias y lecciones aprendidas de las instituciones financieras de ALC en esta temática. En la siguiente entrega, se brindarán las principales conclusiones de dicho evento.

*Erick Rodríguez Maldonado es especialista de la Subdirección de Banca de Inversión y Nuevos Productos de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]