La ola de inseguridad que afecta el transporte de mercancías en carreteras y trenes lleva casi tres años, ¿por qué estamos hablando de ella ahora? En primer lugar porque ha habido un agravamiento del problema: hubo 852 robos a trenes en el primer trimestre de 2018, 6.5 veces más que en el mismo periodo del año pasado, y 15 robos diarios a vehículos de autotransporte de carga, casi el doble que el año pasado.

Hablamos del problema porque se ha agravado, pero también porque algunas empresas emblemáticas han decidido hablar del asunto y destapar la caja de los truenos. Coca-Cola FEMSA comunicó el cierre de su centro de distribución en Chilpancingo, Guerrero, luego de sufrir hostigamiento durante dos meses por parte del crimen organizado. Lala anunció el cierre indefinido de su Centro de Distribución en Ciudad Mante, Tamaulipas. Esta decisión fue tomada luego de que el 2 de mayo uno de sus camiones fue quemado por miembros de una banda criminal.

Mención aparte merece el caso de Ferrosur. Los recientes ataques y sabotajes llamaron la atención, entre otras cosas por la difusión de videos que mostraban la espectacularidad de las acciones criminales. El último acto de sabotaje costó 7.5 millones de dólares, incluyó robos de mercancía y el daño de 39 vagones y cuatro máquinas. El gobernador veracruzano Miguel Angel Yunes regañó a la empresa por atreverse a hablar de sabotaje, porque no contaba con un peritaje técnico que acreditara el uso de tal palabra. Furioso estaba el mandatario veracruzano, a juzgar por la energía de su réplica, ¿dónde estaba esa energía y esa furia mientras la ruta Veracruz-México se consolidaba como la más peligrosa para el transporte de carga en México? El episodio del sábado 19 de mayo es espectacular pero está lejos de ser excepcional. En el primer mes del 2018, sufrió 26 ataques y 20 robos en vagones en la ruta que va de Veracruz a la Ciudad de México.

Las grandes empresas hablan abiertamente del problema de inseguridad, entre otras cosas, porque tienen músculo para ejercer su derecho a expresarse. Se han dado cuenta de la inutilidad de la estrategia de ser discretos y negociar a puerta cerrada con las autoridades. No se pudo resolver en todo el sexenio la coordinación entre los tres niveles de gobierno: el robo al transporte en vías federales es un delito de orden federal, pero su prevención y combate requieren un conocimiento al detalle de la situación local. Ahora que se aproxima el final de la administración, el problema de coordinación se agrava porque las campañas están en plena ebullición. El crecimiento descomunal del robo, los asaltos y los sabotajes se explican porque el crimen organizado ha redoblado su esfuerzo y también porque las autoridades se han relajado, por el fin de la administración y las campañas. Tres de los estados con mayores problemas, Puebla, Veracruz y Guanajuato, viven procesos electorales para elegir gobernadores, entre otros cargos.

Los comunicados de Lala, FEMSA y Ferrosur nos permiten hacernos una idea aproximada de la realidad. Aproximada porque nos falta saber más del drama que viven las pymes. Este tipo de empresas son las mas vulnerables a la acción de la delincuencia común y organizada. Sus propietarios y empleados normalmente optan por el silencio, el cierre o la mudanza.

Para la inseguridad, no hay solución a la vista, pero abundan propuestas que parecen remedios mágicos. ¿Cómo llegamos hasta aquí? ¿Cómo saldremos de esto?

[email protected]

Luis MiguelGonzález

Director General Editorial de El Economista

Caja Fuerte

Licenciado en Economía por la Universidad de Guadalajara. Estudió el Master de Periodismo en El País, en la Universidad Autónoma de Madrid en 1994, y una especialización en periodismo económico en la Universidad de Columbia en Nueva York. Ha sido reportero, editor de negocios y director editorial del diario PÚBLICO de Guadalajara, y ha trabajado en los periódicos Siglo 21 y Milenio.

Se ha especializado en periodismo económico y en periodismo de investigación, y ha realizado estancias profesionales en Cinco Días de Madrid y San Antonio Express News, de San Antonio, Texas.