Si el año pasado fue complicadísimo para el rubro inmobiliario, se imaginará este 2020 con la construcción en picada, el consumo por los suelos y la confianza del consumidor maltrecha.

Pero además el impacto de la pandemia será lluvia sobre mojado con la edificación de nuevos espacios a la baja y una absorción por la clientela lejos de los mejores tiempos.

Estas últimas variables no se modificarán en demasía, y en cambio muchas empresas ajustarán sus espacios de oficinas a tono de una crisis que se hará más clara en el segundo trimestre ya con las cifras del Inegi de Julio Santaella.

En ese replanteamiento de espacios pesará la experiencia del home office que se mantendrá dada la necesidad de continuar con la sana distancia en esta crisis sanitaria del Covid-19 que está lejos de superarse.

Desde abril iniciaron las negociaciones de los contratos vigentes. Los inquilinos insisten en ajustar a la baja los términos y los propietarios tendrán que ceder en detrimento de su rentabilidad.

Este tipo de situaciones se harán más enfáticas en julio y agosto no sólo en los espacios de oficinas, sino también en los comerciales y no se diga el turístico.

El riesgo de no ceder para los dueños es alto frente a la andanada de acciones legales que podrían venir. En el Código Civil los inquilinos pueden acogerse a la imposibilidad de usar lo arrendado “por causas no imputables” a su interés y en 60 días hasta pueden rescindir sus contratos sin penalización alguna.

En la BMV que dirige José-Oriol Bosch los inversionistas ya tienen en la mira a las Fibras que van a padecer en esta difícil coyuntura, que igual afectará a la vivienda con precios que deberán decaer al ritmo de una demanda que se verá mermada por el creciente desempleo y la precarización salarial. Quizá la única ventaja será la baja de tasas por Banxico de Alejandro Díaz de León, aunque para estos efectos deberá reflejarse en los réditos hipotecarios que no necesariamente descenderán en automático.

Así que el rubro inmobiliario otra víctima del Covid-19 y de la ausencia de medidas contracíclicas por la SHCP de Arturo Herrera.

Son 4 aviones que embargó el SAT a Interjet

Le platicaba que el SAT de Raquel Buenrostro embargó algunos aviones a Interjet de Miguel Alemán Velasco y Miguel Alemán Magnani. Le preciso que son cuatro aeronaves, aunque no de las más nuevas. Un par son del 2013 y dos del 2015. Tienen casi dos años sin uso por problemas operativos. Se calcula que el valor comercial de cada avión andaría entre 3.5 y 5.5 mdd. Esto implica que el SAT recuperaría máximo 500 mdp, poco más de la mitad de los 983 mdp que es el pasivo involucrado con el fisco.

Semáforo estatal de Salud en junio

El Consejo de Salubridad General que preside Jorge Alcocer tuvo ayer cuatro acuerdos para levantar gradualmente la contención por el Covid-19. Construcción, minería y fabricación de equipo de transporte se sumaron a la lista de actividades esenciales; se liberan restricciones para actividades escolares y laborales en municipios sin contagios; habrá medidas sanitarias obligatorias en el entorno laboral para empresas y comercios, y el primero de junio se definirá un semáforo semanal para cada estado. Según el color se liberarán las actividades. Así que poco a poco.

Construcción perdería un millón de empleos

La caída de la construcción en marzo del 7.5% y del 8.2% en el trimestre no es nada para la negra película que se ve para el lapso abril-junio. Están al borde de cerrar más de 3,000 pequeñas empresas. Dada la falta de apoyos gubernamentales, CMIC que preside Eduardo Ramírez Leal calcula que a final de año podrían perderse hasta un millón de puestos de trabajo. Como quiera algo ayudará su incorporación como actividad esencial.

Alberto Aguilar

Periodista y Economista

Nombres, Nombres y... Nombres

Periodista y economista. 40 años de carrera. Fundador de Don Dinero.