Toda nueva organización -en sus inicios- genera suspicacias, esperanzas o refleja la mala opinión que tiene la sociedad mexicana de la economía. Y no es la excepción de la fortalecida Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), órgano constitucionalmente autónomo, a diferencia de su predecesora, la extinta Comisión Federal de Competencia (CFC).

Aunque a veces es aburrido, es bueno contar con datos duros (si bien algunos corresponden a la extinta CFC): del 11 de septiembre al 31 de diciembre del 2013, la Cofece atendió 191 asuntos, 100 que le fueron heredados de la extinta CFC y 91 que ingresaron en ese periodo. Del total de asuntos, se desahogaron 124, por lo que 67 se trasladaron al 2014 para continuar con su análisis y resolución. La Cofece ha resuelto más lento, aunque esto es de esperarse tratándose de un nuevo órgano.

En materia de concentraciones se heredaron 14 casos de la extinta CFC y se recibieron 57 en el periodo. Del total, se autorizaron 44 casos, tres se consideraron avisos procedentes, uno se desistió y 23 se trasladaron como pendientes al 2014. Entre los asuntos más relevantes se encuentran los relacionados con el caso de Sherwin-Williams y Comex y el recurso de reconsideración Cinemex-Cinemark. El mercado estaba en manos de tres y ahora de dos: debiera haberse procurado su venta a un tercero antes del humo blanco y establecer condiciones para la entrada de nuevos jugadores, pero por ninguna de las dos alternativas optó la Cofece. Nos preguntamos de dónde vendrá la presión competitiva en el mercado de los cines.

El caso Sherwin fue correctamente objetado, pero varios meses después se autorizó la venta de Comex a otra empresa, PPG Industries, de un perfil complementario al de Comex, por lo que subsisten problemas de concentración. Un enfoque por sector hubiera dado un resultado muy similar al de la prohibición de la primera concentración.

En la investigación de prácticas monopólicas se recibieron 13 casos, de los cuales nueve se concluyeron en el 2013 de la siguiente manera: se establecieron sanciones en dos, cinco se desecharon y en dos se procedió al cierre. Los casos más relevantes dan cuenta de prácticas en los mercados de producción, distribución y comercialización de pollo. Los asuntos vienen ya de lejos y fueron una intervención en mercados relevantes, pero por asuntos irrelevantes.

El Programa de Inmunidad es una herramienta para detectar y eliminar prácticas monopólicas absolutas. Entre el 11 de septiembre y el 31 de diciembre se recibió una solicitud de adhesión.

Cacahuates para el changuito

En lo relacionado con licitaciones, concesiones y permisos, se emitieron dos opiniones a bases de licitaciones y dos opiniones favorables sobre nuevas concesiones y permisos. Nada relevante.

Asimismo, se resolvieron nueve recursos de reconsideración que fueron heredados de la extinta CFC, de los cuales seis correspondieron a prácticas monopólicas, dos a concentraciones y uno a solicitudes varias.

Como parte de la tarea de abogacía de la competencia, el 21 de noviembre del 2013 el pleno de la Cofece emitió una opinión sobre la Ley Ganadera del Estado de Baja California Sur y el Reglamento Interior de la Comisión Estatal de Leche de Baja California Sur.

Sí año nuevo, Cofece nueva, lo poco que trabajaron el año pasado nos deja mucho que desear; parece que ahora es más cara, y estamos en una época de vacas flacas para darnos el lujo de tirar el dinero.

*Máster y doctor en Derecho de la competencia, profesor investigador de la UAEM y socio del área de Competencia, Protección de Datos y Consumidores del despacho Jalife & Caballero y Asociados.