En la edición anterior hice una descripción general del Buró de Entidades Financieras (Buró) que desarrolló la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef). Esta herramienta tiene la finalidad de brindar información a los usuarios para que conozcan, comparen y elijan los servicios e instituciones que mejor atiendan sus necesidades financieras.

El día de hoy abordaré una forma de aprovechar el Buró para la identificación y comparación de información puntual de productos y servicios utilizados con frecuencia en los sectores agropecuario y rural.

El Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros (Catálogo) está habilitado dentro del citado Buró y cuenta con las dos consultas siguientes: a) por producto y b) por institución financiera.

Al realizar la consulta por la primera opción: producto, se muestran seis categorías, entre ellas la de crédito.

La elección de ésta despliega 14 productos de crédito, entre los que se encuentran el refaccionario, de habilitación o avío y microcrédito, de uso común en el sector agropecuario y rural.

Por ejemplo, la elección de crédito refaccionario arroja como resultado una lista con 376 productos disponibles, cada uno con la alternativa de visualizar una ficha técnica que posee información a detalle, como la siguiente: datos de la entidad financiera, descripción del producto y características plazo, monto mínimo, tasa de interés máxima anual, cobertura geográfica, porcentaje máximo a financiar, enganche mínimo, etcétera ; requisitos del solicitante y documentación que debe presentar; comisiones aplicables a la contratación, beneficios y exclusiones.

Si en lugar de visualizar la ficha técnica, se marca la casilla que aparece en cada uno de los 376 productos de crédito refaccionario se accede a la herramienta de comparación del Catálogo, que permite comparar hasta 10 productos a la vez.

Por otra parte, la consulta del Catálogo por institución financiera muestra todos los productos que ésta posee y sus correspondientes fichas técnicas.

Esta modalidad no cuenta con la herramienta de comparación entre productos.

Los procedimientos de consulta y comparación descritos se pueden ejecutar para otros productos financieros. Por ejemplo, si se elige crédito de avío, hay información de 430 alternativas, mientras que si se selecciona seguros agrícolas y de animales o terremotos y otras situaciones catastróficas en la categoría denominada protección se muestran los 12 y 15 productos disponibles, respectivamente.

La existencia de un espacio como el Buró de Entidades Financieras, que estandariza, concentra y difunde información del desempeño y oferta de productos de las instituciones financieras es una herramienta útil para los productores y empresas rurales. Esto dado que, de forma ágil y gratuita, dichos agentes pueden consultar la información del Buró y, así, tomar una decisión informada al adquirir algún servicio financiero.

*Xóchitl Gil Camacho. Especialista de la Subdirección de Evaluación de Programas. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]