Para las autoridades monetarias alrededor del mundo, el efecto que pudiera tener el incremento en los precios de commodities es un tema recurrente que se ha presentado desde finales del 2010 y que continúa hasta el día de hoy. Esta inquietud fue recogida por consultores del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y los resultados fueron dados a conocer recientemente.

La conclusión a la que llegan los investigadores del BID en el estudio denominado ¿Qué efecto inflacionario tendrá el shock de precios de los alimentos en América Latina? es que el impacto del incremento mundial de los precios agrícolas, en una muestra de países latinoamericanos, es directamente proporcional a la rigidez de sus sistemas cambiarios.

Es decir, en los países con un tipo de cambio fijo, la inflación podría ser severamente afectada; mientras que en los países con regímenes de libre flotación, como México, el impacto es casi nulo.

Lo anterior, según indica el documento, se debe básicamente a que el tipo de cambio se aprecia y funciona como amortiguador ante estos movimientos de precios.

Asimismo aclara que la magnitud de los impactos se supedita a la proporción que los alimentos tengan en la canasta de consumo base para el cálculo de los índices de precios.

En el caso de México, el estudio concluye que el impacto en inflación de este episodio de altos precios agrícolas es insignificante.

En apoyo a esta conclusión, se debe considerar que los commodities no son bienes finales, sino mercancías intermedias que, luego de un proceso de transformación, llegan a ser bienes finales.

De esta forma, si bien los incrementos en precios son significativos, para poder determinar los impactos inflacionarios se debe considerar la estructura de costos del bien final y el peso del bien en la canasta de consumo típica del IPC nacional.

A través de una metodología distinta a la utilizada por el BID, en un reciente estudio de la Dirección de Análisis Económico y Consultoría llegamos a conclusiones similares. En el artículo de mañana les compartimos un breve resumen de los principales hallazgos al respecto.

*Edgar Torres Garrido es director de Análisis Económico y Consultoría de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]