La industria nacional registra una recesión inocultable e innegable, con 15 meses consecutivos de contracciones.

Al cierre del 2019, la producción industrial en México registró su mayor caída desde hace una década; cayó 1.77 por ciento.

Paradójicamente, durante el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador que en el discurso se ha pronunciado por una política nacionalista y de impulso al mercado interno, el sector industrial del país no sólo está en contracción, sino en grado extremo de desesperación.

La Confederación de Cámaras Industriales en la República Mexicana (Concamin), presidida por Francisco Cervantes, y la Canacintra, que lidera Enoch Castellanos, han emitido la voz de alerta en el sentido de que urge la definición de una política industrial.

A pesar de que el gobierno de la Cuarta Transformación ha marcado su distancia respecto de los gobiernos “neoliberales” que lo precedieron —en los que la premisa básica se resumió en la frase que dice: “La mejor política industrial es la que no existe”—, pareciera que el gobierno lopezobradorista sigue empantanado bajo la pesada loza de la consigna neoliberal, más por inercia que por convicción.

En el tránsito de los gobiernos neoliberales al gobierno nacionalista de la 4T, que trazó la nueva política industrial con un decálogo, que pretende elevar el contenido nacional en las exportaciones del país y que esto se traduzca en un fortalecimiento del mercado interno a partir de una industria diversificada, de innovación e inclusiva, se vive una severa crisis sectorial.

El discurso oficial dista mucho de lo que está ocurriendo en los hechos y se refleja en los números fríos.

En días pasados el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que el sector industrial nacional disminuyó 1.0% a tasa anual y 0.3% en términos reales durante el último mes del 2019. Con ese dato suman 15 meses de contracciones.

El desglose de las cifras es todavía más escalofriante.

De acuerdo con el organismo de estadística, de las 29 especialidades que integran el sector industrial, 20 cerraron el año con retrocesos en su producción, que oscilaron entre -0.5% de la industria del papel hasta -13.1% de los trabajos especializados de la industria de la construcción.

En conjunto, el sector industrial nacional registró una caída de -18% en su producción.

Concamin y Canacintra coinciden en que urge una nueva política industrial.

Cervantes Díaz ha dicho que se necesita una política industrial que evite la afectación del mercado laboral, el consumo, la supervivencia de empresas y las finanzas públicas.

El diagnóstico general es que la contracción industrial se explica sobre todo por factores internos.

A la falta de una política industrial definida, que destacan los dirigentes industriales, la crisis que vive el sector se explica además por el contexto internacional.

De acuerdo con el análisis del experto José Luis de la Cruz, la industria global se encuentra en un terreno más cercano a una recesión que a una recuperación.

En lo que todos coinciden es en la señal de alarma ante la contracción industrial nacional y la necesidad de apoyar a este sector productivo no sólo para revertir la tendencia, sino para enfrentar los retos del T-MEC, y el necesario impulso que requiere la economía nacional aunado a la necesidad de fortalecer las cadenas productivas y apoyar la innovación frente a los cambios que se están registrando en el escenario internacional. Veremos si el gobierno de la 4T encuentra la ruta.

Atisbos

BIMBO.- Daniel Servitje, presidente y CEO de Grupo Bimbo, lo tiene claro: la estabilidad económica y el consumo interno, la baja inflación y el tipo de cambio son factores indispensables para la inversión. En la presentación del decálogo de la “Dimensión Social de las Empresas”, que hizo el presidente de Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, el empresario dijo que el avance del T-MEC abre grandes oportunidades en Norte América porque incrementará la inversión en México.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.