En la industria automotriz, en particular las armadoras y distribuidores, respiraron hondo y profundo.

Y es que su intensa preocupación por la inminente publicación en el Diario Oficial de la Federación de un decreto para legalizar los autos irregulares que circulan en el norte del país los tenía al borde de la histeria.

Pero en las últimas horas, tal escenario potencial cambió radicalmente.

En lugar de optar por la vía corta y prácticamente unilateral, el gobierno federal decidió marchar por el camino de la consulta.

Envió a la Comisión Federal del Mejora Regulatoria (Cofemer) un documento muy distinto al que -según había filtrado- estaba por enviar.

Ayer, la Secretaría de Economía presentó el acuerdo que establece el programa para que el estado de Chihuahua garantice contribuciones en la importación definitiva de vehículos automotores usados que circulan en esa entidad.

Con ello, el gobierno federal busca responder a la demanda del gobernador de Chihuahua, César Duarte, para ordenar el parque vehicular y contribuir a mejorar las condiciones de seguridad pública en dicha entidad.

No hay que olvidar que en esa entidad los últimos gobernadores han pugnado por la modificación del marco normativo automotriz de tal suerte que ha redundado en un aumento impresionante de autos irregulares en esa entidad.

Dicen -fuera de grabación- los representantes de la industria que este nuevo programa del gobierno federal no se parece a los viejos esquemas de regularización que en el pasado se han puesto en vigor.

Han sido más de 20 programas en los últimos 30 años y prácticamente todos han ido en contra del mercado interno; han sido contrarios o desincentivan la compra de autos nuevos.

Parece -dicen luego de un primer vistazo al acuerdo introducido en la Cofemer- que este programa abre facilidades administrativas para que los vehículos que circulan sin matrícula, pero que cumplen con los requisitos de antigüedad exigidos para cualquier vehículo que se pretende importar legalmente al país, con ocho años mínimo para todo el territorio nacional y cinco para la franja fronteriza, lo puedan hacer mediante la realización del trámite y pago vehicular.

Ojalá que así sea, dicen los industriales del sector automotriz.

Vale la pena destacar que México es el octavo productor mundial de vehículos, el quinto exportador global y uno de los países con el parque vehicular más obsoleto.

El dato es aterrador: en los últimos años, se han importado más de 6.7 millones de vehículos usados.

México se ha convertido en el cementerio de autos chatarra de Estados Unidos.

Televisión, el peso ?de la indefinición

Se lo comento como trascendió. Que durante una comida en días pasados, encabezada por el presidente Felipe Calderón, el secretario de Comunicaciones, Dionisio Pérez Jácome y los comisionados de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), el tema central fueron los avances en la licitación de televisión.

Dicen quienes tuvieron acceso a la información de la reunión que dados los temas pendientes por resolver se ve muy cuesta arriba que estén listas las bases de licitación para el próximo 30 de noviembre.

Entre los temas pendientes están la contraprestación por las concesiones; el uso de infraestructura pública existente para los nuevos entrantes, y el modelo de negocio: cadenas nacionales o estaciones locales.

Todo parece indicar que la indefinición y falta de acuerdo entre las dependencias involucradas para tomar las decisiones respectivas podría impedir que el proceso de construcción de las bases de licitación concluya en la fecha prevista.

CUENTOS VERAS

Positivas y fuertes señales de diálogo constructivo se registraron con la reunión del presidente electo, Enrique Peña Nieto, y los gobernadores de izquierda o el bloque progresista de mandatarios. Se trataron temas relacionados con la necesidad de avanzar en el tema económico. Y en lo que hubo una gran coincidencia fue en la necesidad de equilibrar el progreso económico de México. Que el desarrollo que se ha logrado en el norte, en virtud del Tratado de Libre Comercio, se replique en los estados del sur del país. Por otra parte, también fue muy productiva la reunión de Luis Videgaray, el hombre más cercano al próximo Presidente de la República, con la Comisión de Hacienda de la Conago, encabezada por José Calzada. Uno de los temas que destacaron fue la del federalismo fiscal. La fórmula fiscal que hoy preocupa a varios estados estuvo sobre la mesa de análisis. Dos reuniones, sin duda, muy positivas. Al tiempo.

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx