“Bajo palabra de decir verdad (sic)”, el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó haber filtrado la lista de los 36 comunicadores que recibieron pagos por publicidad en el sexenio de Enrique Peña Nieto, divulgada la noche del jueves 23 por el diario Reforma.

Apenas si habían transcurrido 12 horas de la publicación, cuando ya se habían acumulado media docena de aclaraciones y reclamos, de los aludidos más exaltados. Aún no terminaba la mañanera en Palacio Nacional, cuando el comisionado presidente del INAI, Francisco Javier Acuña Llamas, trataba de deslindarse del escándalo.

“Nosotros no andamos dando trocitos de información que todavía no se ha verificado”, respondió al periodista Manuel López Sanmartín, de MVS Radio. Poco después, el área de Comunicación Social del instituto, a cargo de Víctor Hugo Puente Ordorica, emitió el comunicado 163/19 para puntualizar: “El INAI está en proceso de revisión de la información que proporcionó el Sujeto Obligado, en este caso la Oficina de la Presidencia de la República, y hasta el momento no se puede determinar que la información esté completa ni que sea exacta, conforme a lo pedido por el solicitante”.

El comunicado, suscrito por la mayoría del pleno era atípico. Y aludía al recurso de revisión RRA 2076/19 en vías de cumplimiento. En cambio, la información reclamada en el recurso RRA 4610/19 ya había sido entregada al solicitante, a las 10:04 de la mañana del jueves 23 de mayo.

Peor, imposible. El comisionado Joel Salas sostuvo que fue hasta el viernes que se enteró —como la mayoría de los siete integrantes del pleno del INAI— que la lista había sido entregada por la ponencia del comisionado presidente. Habían transcurrido más de 12 horas de su publicación en la página electrónica del diario.

“La transparencia total debe empezar en casa”, reclamó el politólogo y experto en comercio exterior, de origen nayarita, a través de un videomensaje que ayer liberó en sus redes sociales. Un canal directo, distinto al INAI —donde “recientemente no he compartido la postura de diversas comunicaciones institucionales”—, cuyo estreno fue un abierto desmentido a la versión oficial sobre la lista de 36 periodistas.

“Efectivamente, el INAI recibió la lista de periodistas que la Oficina de la Presidencia entregó a una persona”, reveló, “pero la ponencia que llevaba el caso prefirió no informar a los equipos del resto de los comisionados”. En este caso, insistió, la falta de pulcritud en la comunicación llevó al INAI a crear un problema en donde no lo había y causó una confrontación política.

Inmerso en una espiral de omisiones, despilfarros y golpes internos, el instituto atraviesa por una crisis que amaga con volverse crónica y que tuvo uno de sus puntos más álgidos luego del deceso del comisionado Carlos Alberto Bonnin, hace seis meses. Las diferencias de criterios, ni el reclamo de hostigamiento formulado por la comisionada Patricia Kurczyn —quien deberá responder solicitudes de información sobre las llamadas telefónicas y los correos realizados desde sus oficinas desde hace dos años— se ventilaron públicamente.

En la polémica sobre los ocultamientos del INAI sobre la lista de los periodistas, hay una tregua formada. Acuña Llamas y Rosendoevgueni Monterrey viajaron desde el pasado fin de semana a Japón. Y Salas Suárez comenzó anoche un viaje a Canadá. La sesión del pleno, de mañana miércoles 29, será presidida por Patricia Kurczyn.

EFECTOS SECUNDARIOS

VENTILACIÓN. El influyentismo confeso de Josefa González-Blanco Ortiz-Mena estaría detrás de su renuncia a la Semarnat. Del bochornoso incidente queda por esclarecer la identidad del directivo de Aeroméxico que ordenó a la tripulación del vuelo CDMX-Mexicali demorar el cumplimiento del itinerario. Y también quedan múltiples evidencias sobre el uso de vehículos ostentosos, guardias de seguridad y vuelos en primera clase de secretarios y directores generales de la 4T, costumbres de la alta burocracia que prevalecen, a pesar de la austeridad proclamada por AMLO. Y si no, que le pregunten al coordinador de la estrategia y mensaje gubernamental, Jesús Cantú, quien el viernes 24 ocupó un asiento en Clase Premier en el vuelo 930 de Aeroméxico, con destino a su natal Monterrey. De estos asuntos es sabido por el personal a cargo de los servicios aéreos, inconformes con las prepotencias de sus superiores. Allí están, por ejemplo, las quejas de las tripulaciones de Interjet que cuestionan los eventos de promoción realizados la semana por los directivos de la aerolínea de la familia Alemán en Medellín, Colombia, en un momento que la aerolínea sobrevive con un nivel de deuda peligroso, pues por cada millón que ingresa por la venta de boletos, debe casi 12 millones, es decir, su nivel de deuda es de 12 a 1 a pesar de las líneas de financiamiento que ha recibido, incluyendo la de Bancomext, que más de uno ve como una forma de rescate por parte del gobierno. En un momento en el que se requiere mayor eficiencia en el manejo del gasto, los millones se van en viajes y publicidad, mientras a pilotos y sobrecargos les piden trabajar más y ganar menos.

FEMINISMOS. Llegan a la CDMX Stefano Manservisi, encargado del área de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Unión Europea, y Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres y secretaria general adjunta del organismo encabezado por António Guterres. Ambos estarán mañana en el Palacio de Cobián para presentar Spotlight, una iniciativa que busca prevenir y eliminar el feminicidio.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.