De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés), los cereales son los alimentos más consumidos en los países en desarrollo, por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, mundialmente conocida como la FAO, señala que el trigo es el cereal más demandado por los consumidores debido a su valor energético y a un mayor contenido de proteínas, en comparación con el arroz y otros cereales

La forma de producir trigo en México se ha comportado durante las últimas décadas de manera dinámica y positiva, por lo cual es necesario que se fortalezca la adopción de nuevas tecnologías, amigables con el medio ambiente, para que estos procesos productivos se alineen a los criterios de la agricultura sostenible.

La adopción de la agricultura sostenible requiere en primer lugar fortalecer la articulación de los actores de la red de valor trigo para su debida comprensión de esta buena práctica productiva, en beneficio igualmente del uso eficiente de los recursos naturales.

En el estado de Sonora se realizan esfuerzos importantes para la implementación de esquemas productivos con criterios de uso eficiente de los recursos , ya que es una propuesta que ante toda problemática de las redes de valor enriquece la conservación de los recursos y da permanencia a la productividad como es el trigo, dotando de mayor valor a la cadena productiva.

Es a través de la agricultura sostenible que se facilita la atención de diversas problemáticas que presentan aún las redes agrícolas, entre las que puedo citar: desperdicio de agua, contaminación de suelos, bajas productividad y calidad de los productos, acotarse exclusivamente a las épocas de producción, impactando en la baja rentabilidad, y consecuente aumento de los costos de producción.

En el caso del trigo, la implementación de la estructura adecuada para generar un modelo de agricultura sostenible puede ser variable debido a la forma del ordenamiento para su ejecución, aunque sea común en sus principios.

Su desarrollo está sustentado en procesos que buscan la conservación de los recursos naturales como, agua, suelo o vegetación, convirtiéndolos en elementos esenciales, para seguir produciendo sin dañar el medio ambiente.

Ahora bien, la buena noticia es que existen metodologías exitosas para la implementación de procesos productivos , mismos que promueve FIRA, como integrante de la banca de desarrollo que coordina la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Éstos los comentaré en la segunda parte de este artículo.

*Felipe Pacheco Facio es Especialista de la Residencia Estatal de FIRA en Sonora. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]