La fracción petista quiso vender caro su voto a favor de la cuarteta propuesta por la Junta de Coordinación Política para ocupar las vacantes en el Consejo General del Instituto Nacional Electoral. Mejor hubiera sido que los 45 diputados del partido izquierdista fueran en bloque para patentizar su desautorización al trabajo del Comité Técnico Evaluador.

Pero sólo hubo cinco votos en contra y cinco abstenciones. Los cuatro nuevos consejeros electorales fueron arropados por todos los grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados, pero fueron investidos por Mario Delgado, no obstante las objeciones de un sector de la bancada morenista y del PT.

“Fue derrotada la corriente radical de Morena y la 4T no pudo capturar al INE”, resumió el perredista Antonio Ortega. Aunque fracasó su intentona de cerrar el paso a Norma Irene de la Cruz Magaña, por su cercanía –de acuerdo a las objeciones– al gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón. 

De los cuatro seleccionados, Carla Humphrey Jordán era la que más apoyos concitaba entre las fracciones de la oposición. Y enseguida, Uuc-kib Espadas, un cuadro izquierdista originario de Mérida, formado en la corriente hebertista, quien fue diputado federal y exrepresentante electoral del PRD, aunque renunció a su militancia partidista.

José Martín Fernando Faz Mora es consejero electoral en San Luis Potosí. Catedrático y defensor de derechos humanos, participa en distintas iniciativas ciudadanas, entre ellas el Movimiento por la Paz y Dignidad. Los puros de Morena lo ubican como recomendado del senador Ricardo Monreal.

Humphrey Jordán formaba parte del equipo de Santiago Nieto Castillo, en la UIF-SHCP. Ambos son expertos en procesos electorales y particularmente, en el financiamiento de las organizaciones políticas, el gasto de campañas y la recaudación para candidatos. En su comparecencia ante los integrantes del Comité Técnico Evaluador, urgió a legislar para modernizar los procesos para contabilizar los votos y frenar los mecanismos de compra y coacción del voto.

Entre los puros de la bancada morenista, empero, no tomaban en cuenta sus méritos como funcionaria de la 4T. Tampoco, que haya alcanzado las máximas calificaciones en las tres etapas del proceso de evaluación. Todo lo contrario…

En cualquier caso, Humphrey Jordán regresará al complejo de la Arenal Tepepan, tras de dos décadas de experiencia administrativa y jurisdiccional. Abogada, itamita, comenzó su carrera en el IFE como parte del staff del consejero Alonso Lujambio Irazabal. Allí coincidió con Roberto Gil Zuarth, Benjamín Hill y otros jóvenes panistas que viajarían a España para completar sus estudios de posgrado. A su regreso, nuevamente trabajó en el Instituto, como asesora del consejero Arturo Sánchez Gutiérrez.

A finales del 2005, fue electa por la ALDF como consejera electoral, para cumplir un periodo de siete años. Para entonces, Humphrey era persona non grata entre los calderonistas, en parte por su divorcio y en parte, por su ingreso al Tribunal Electoral del Poder Judicial, donde fue secretaria de Estudio y Cuenta con la magistrada María del Carmen Alanís.

La Junta de Coordinación Política resolvió, hasta las 16:00 horas, avalar la propuesta formulada por el coordinador morenista. Y es que hasta que agotaron las entrevistas con 14 de los aspirantes, los integrantes del grupo mayoritario no dieron su aval. En la quinteta 1 había división de opiniones, con una minoría simpatizante de Rita Bell López Vences, mientras que en la quinteta 3, el bloque duro no dejó pasar a Yuri Gabriel Beltrán Miranda. Tampoco darían su aval a Jessica Alegría, Eunice Rendón y Javier Aparicio, quienes habían sido señalados por John Ackerman como los candidatos favoritos del Comité de Evaluación.

En ese último bloque, el académico y periodista también incluyó a Gustavo Meixuiero y a Humphrey Jordán, quien enfrentó cuestionamientos de los legisladores morenistas por sus presuntos nexos con calderonistas y panistas.

“Tiene personalidad y es muy analítica”, coinciden excolegas suyos, tanto del IEDF como del TEPJF, “y no recibe línea, sin importar de dónde venga la instrucción. Si no está convencida, no emite un voto o avala una ponencia”.

“Es funcionaria de la 4T pero no es militante y mucho menos, radical”, refiere un alto funcionario de la SHCP, “hay otros panistas en esa misma circunstancia, entre ellos Germán Martínez y Gabriela Cuevas, que acudieron al llamado de AMLO pero son vistos con recelo por los puros”.

Efectos secundarios

ACOTAMIENTOS. En pausa, el resultado de la licitación del libramiento carretero de Aguascalientes. Mientras, una nota técnica refiere: después de nueve años de conflictos con los concesionarios, la actual administración decidió iniciar por la vía institucional y jurídica el proceso de cancelación de la concesión. La principal causal de revocación fue que los concesionarios originales, ganadores del proyecto de licitación (entre ellos PAVIMAC y CEMEX), cedieron a la empresa Profrezac sus acciones, sin dar cuenta al estado, como lo marcaba expresamente el título de concesión. Para ese momento, se habían incumplido otras cláusulas del contrato, a saber: nunca se constituyó el fideicomiso de administración del libramiento, no se exhibían garantías de cumplimiento y al momento de la exhibición estaban vencidas. Adicionalmente no entregaron información año con año relativo a la concesión como estaba también estipulado. Hubo un proceso de diálogo con los concesionarios, pero no se logró un acuerdo, por lo que procedió a la revocación del título de concesión.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.