El IFT anunció a finales del año pasado su intención de adjudicar 60 MHz de espectro adicional en la banda de AWS durante los próximos meses. AWS (1.7 GHz / 2.1 GHz) es una de las bandas que se está utilizando para ofrecer LTE en muchos mercados de las Américas, incluyendo EU, por lo que goza de mejores economías de escala que otras bandas utilizadas para este fin.

Cualquier anuncio sobre la adjudicación de mayor cantidad de espectro radioeléctrico para impulsar el desarrollo de los servicios móviles del país es una buena noticia, especialmente si se considera que ha pasado mucho tiempo desde los procesos de subasta 20 y 21 en el país (casi cinco años), cuando en los países que lideran la adjudicación de espectro en América Latina el tiempo que pasa entre cada proceso de adjudicación de este activo se ha reducido a menos de 24 meses.

Actualmente, México cuenta con 240 MHz de espectro asignado que se reparte entre cuatro operadores principales y un bloque PCS de 30 MHz en la región ocho, que en sus cerca de 15 años de concesión nunca ha sido utilizado para ofrecer servicios móviles. Estos 240 MHz de espectro ubican a México en la posición 12 entre 19 mercados de América Latina en total de espectro asignado, superando a Paraguay, Guatemala, El Salvador, Bolivia, Ecuador, Honduras y Panamá. Con 60 MHz adicionales, México momentáneamente se ubicaría en la posición nueve de 19 mercados en asignación de espectro.

Es importante mencionar que todos estos mercados han anunciado sus intenciones de incrementar la cantidad de espectro radioeléctrico asignado, por lo que aun con 60 MHz adicionales anunciados por IFT la distancia entre México y estos mercados puede mantenerse igual o hasta reducirse.

Esta situación actual de asignación de espectro en México invita a preguntar cuándo se comenzarán a utilizar para ofrecer servicios comerciales los 90 MHz de la banda de 700 MHz para la red mayorista o cuándo se asignarán los 100 MHz rescatados en la banda de 2.5 GHz.

La asignación de 60 MHz de espectro adicional en la banda AWS podría impactar de forma muy distinta al mercado, dependiendo de cómo se dividan los bloques de espectro a ser subastado o si el tope de 80 MHz por operador existente no es modificado antes del proceso.

De ofrecerse tres bloques de 20 MHz y no ser modificado el tope de espectro, ni Telcel ni Movistar podrían adquirir espectro para la región nueve, Iusacell se vería limitado a un solo bloque de 20 MHz y Nextel podría adquirir los dos restantes para un total de 40 MHz adicionales. De ser dos bloques de 30 MHz, sólo podrían participar Iusacell y Nextel. La llegada de un jugador nuevo es una posibilidad muy remota, como ya observé en la licitación 21.

Aun con la adjudicación de 150 MHz (60 MHz en AWS y 90 en 700 MHz), México alcanzaría los 390 MHz de espectro asignado, pero incluso así no se ubicaría entre los tres mercados con más cantidad de espectro asignado en la región.

Por último, el gobierno debe considerar qué es más importante, recaudar o imponer condiciones de despliegue de infraestructura. De considerar un acercamiento recaudatorio con condiciones de despliegue de infraestructura muy fuertes y sin modificación a los topes de espectro, se corre el peligro de que al menos un bloque de espectro no reciba ofertas y sea declarado desierto.

No quiero concluir sin desearles un 2015 lleno de salud y prosperidad a todos.

El autor es director para América Latina y el Caribe de 4G Americas.