Faltan dos sesiones para que concluya el periodo ordinario de sesiones y dentro del caos que se vive en la Cámara de Diputados, también hay espacios de solaz y esparcimiento. Los 20 integrantes del grupo parlamentario del Partido Verde han dejado el salón de plenos para recibir a Eruviel Ávila, su candidato a la gubernatura del Estado de México.

Vaya timing del exalcalde de Ecatepec, capaz de hacer cualquier cosa para obtener publicidad, sin que lo sancionen por actos anticipados de campaña. La sesión aún no arranca, pues los coordinadores de los grupos parlamentarios están reunidos, tratando de encontrar una salida para ese laberinto llamado Ley de Seguridad Nacional. La reforma política aprobada por los senadores -ya se sabe- se irá a la congeladora, hasta septiembre.

La Junta de Coordinación Política, en una suerte de resarcimiento ante los pendientes acumulados, decide resolver la selección de los tres consejeros electorales, que llevaba seis meses pasmada, desde octubre del año pasado. La fase de entrevistas a los 146 aspirantes que cubrían los requisitos, desahogada en el seno de la Comisión de Gobernación, concluyó con la integración de una lista de 17 candidatos que reú-nen las mejores cualidades, en términos de experiencia y formación electoral, así como de perfil académico .

Entre ellos, el PRD tenía una marcada preferencia por Emilio Álvarez Icaza, expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, pero el PRI comenzó a hacer valer una premisa: que -dado su peso de su bancada y los votos obtenidos en los comicios federales del 2006- le correspondía proponer a dos de los tres consejeros y dejaba al PAN en libertad de ir con uno de sus candidatos o construir un consenso con el partido del sol azteca.

Eran los tiempos cuando el líder nacional del blanquiazul, César Nava, trataba de afianzar la alianza electoral que había construido con Jesús Ortega. Desde Los Pinos se impulsaba al exconsejero electoral de Jalisco, David Gómez Álvarez Pérez, pero su apuntalamiento quedó supeditado al frente común que formaron panistas y perredistas en ese momento, que buscaba forzar al PRI a dividir una posición para cada partido.

Esta vez, los coordinadores parlamentarios han pactado un trámite que deberá resolverse este viernes. La legislación vigente estipula que la Junta de Coordinación Política deberá someter a la aprobación del pleno cada terna y los candidatos más votados quedarán como consejeros titulares.

Antes de definirlas, los partidos políticos dieron a conocer públicamente a sus preferidos: el PRI y el Partido Verde apuntaron a los mismos -Arely Gómez, Enrique Ochoa y Cecilia Tapia- mientras que el PAN y el PRD postularon a Emilio Álvarez Icaza, David Gómez y Arely Gómez, en tanto que Nueva Alianza, por su cuenta, se pronunció por Cecilia Tapia, Ciro Murayama y Enrique Ochoa.

Si los líderes parlamentarios son capaces de cumplir con su palabra, Enrique Ochoa, actual funcionario del Tribunal Electoral, y Arely Gómez, extitular de la Fepade, han asegurado su lugar en el Consejo General del IFE. La vacante que resta se debatía -hasta el cierre de esta columna- entre David Gómez, Ciro Murayama y un tercero en discordia: el exmagistrado electoral Jacinto Silva Rodríguez, quien cuenta con el respaldo de un amplio sector panista.

EFECTOS SECUNDARIOS

VISITA DE TRABAJO. Mientras el presidente Felipe Calderón firmaba en Lima el Acuerdo del Pacífico con sus homólogos de Colombia, Chile, Perú y Venezuela, el mandatario hondureño, Porfirio Lobo, estuvo en la ciudad de México para reunirse con inversionistas mexicanos de la talla de Carlos Peralta, de IUSA; Daniel Hajj, de América Móvil; Alonso Quintana, de ICA, y el director general de la Comisión Federal de Electricidad, Antonio Vivanco. Este cónclave tuvo lugar en el cuartel de Gruma, pero Roberto González Barrera estuvo ausente.

UNCIÓN. La dirigencia nacional del PRI dejó sola a Esthela Ponce Beltrán, quien ayer comenzó su periodo como alcaldesa de La Paz, Baja California Sur. Será un mandato de 54 meses que concluirá a mediados del 2015. En cambio, algunas mujeres priístas de primera línea la acompañaron en este día inolvidable; entre ellas la gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega; la alcaldesa de Aguascalientes, Lorena Martínez Rodríguez, y la diputada Lourdes Quiñonez Canales, actual presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priístas. La gran ausente fue Beatriz Paredes Rangel, impulsora de la carrera política de Ponce Beltrán.

DESDE PARÍS. Representantes gubernamentales y líderes empresariales de las naciones que conforman el G-20 se reu-nieron en la sede de la OCDE. Desde allá, el secretario general de ese organismo, José Ángel Gurría, indicó que los poderes legislativos de los países miembros de la OCDE normalmente apoyan el fortalecimiento de leyes anticorrupción y estima que eso sucederá en México, en donde el Senado ya aprobó dos iniciativas de ese tipo, que ahora están en discusión en la Cámara de Diputados. La delegación mexicana estuvo encabezada por el secretario de la Función Pública, Salvador Vega, quien sostuvo que el gobierno del presidente Felipe Calderón, en materia de combate a la corrupción, ha impulsado acciones de corresponsabilidad, sobre todo con el sector empresarial.

[email protected]