Llego el fin de verborrea electoral de La Jefa’’, Josefina Vázquez Mota; El Astroboy’’, Enrique Peña Nieto; El Amoroso’’, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri El Chaplin’’. Ahora nos toca a todos los mexicanos, decidir la opción de quien nos gobernara del 1 de diciembre al 1 del mismo mes, pero del 2016.

El domingo 1 de julio, desde las ocho de la noche, tendremos: ¡Muera el Rey, Viva el Rey! Pero nosotros, con la credencial del Instituto Federal Electoral (IFE), daremos razón a nuestras preferencias. Nada de tachar por tachar, ni votar por una servilleta, un vale o promesas, como fue el discurso habitual de los candidatos.

Por qué hacer Patria. Nada más, porque con un crayón, marca de tinta indeleble en nuestro dedo y criterio propio, asumiremos el rumbo de nuestra decisión. No hagan caso del voto útil’’, voto nulo o voto blanco’’. Esas son huevadas.

En las boletas aparecerán varios recuadros. Tachen la necesaria. Eso nos hará libres de mantener a gorgojos, rémoras y vividores, que se fueron de un partido con pena o sin gloria y fundaron sus negocios personas, con la complacencia de nosotros, por eso, hay que cruzar una sola vez.

Sí no acuden a las urnas, no se quejen, porque dejarán al sistema operar de acuerdo a su conveniencia, como ha ocurrido desde nantes. Por eso, es la invitación, llenemos las urnas de votos y cuiden bien cómo aplicar las indicaciones del IFE, de la forma en que vamos a votar y a quien dirigiremos nuestra simpatía.

Los del PRI, fueron juzgados y por eso los echamos de Los Pinos, no fue Vicente Fox Quesada, adicto al Prozac’’. ¡Ojo, fuimos nosotros! También nos responsabilizamos del voto dividido con Felipe Calderón y tuvimos que aguantar las arengas y lesiones por movilizaciones de un candidato presidencial, que se siente en una nación bananera’’.

Todos los ciudadanos de 31 Estados y Distrito Federal, fuimos los responsables desde hace 12 años de lo que paso. Los que llegaron al poder decían contaban con personal suficiente para ofrecer satisfactores de mejor calidad de vida. Eso no fue cierto.

Ofrecieron empleo, mejor salario y mejor vida, a las futuras generaciones, más allá de los que nacimos en el Siglo XX y procreamos, esa generación del Siglo XXI.

¡¡¡Ojo, no son los del #132!!! Ni los grupos que los confrontaron. Porque pese a nuestras limitaciones, hemos creado mejores generaciones que no se dejan engañar, con: Yo voy a ’’. Puro populismo. Ese si es el regreso hacia lo anterior.

Porque eliminar un partido político, claro, no de fútbol. Sin poner siglas, pero si por sus definiciones, la cuestión es para qué existen, se dicen ecologistas, ciudadanos, troskistas, izquierdistas, revolucionarios y conservadores.

¿Qué es eso?

Esos pequeñitos, se convirtieron en negocios familiares o franquicias partidistas, su servidor las ha vivido desde hace tres décadas, aquí podríamos poner todas las siglas desde 1970, cuando José López Portillo, decidió abrir las puertas a la democracia’’, que hasta ahora, ha sido una porquería.

Los que salieron del PRI, son la misma gata, pero no revolcada, sino que conocieron el agua, jabón, lujos, dinero y privilegios, que les ha valido un carajo la ciudadanía, pero fue lo que se hizo con nuestro voto.

Por eso, la invitación es. No vote –ojo no es inducción- por panfleteros. Vamos a dejar una democracia de tres partidos. Van a ver, que muchos de esos agoreros de cambios ficticios y que no se pueden realizar, al igual que muchos de las propuestas del PRI, PAN y PRD, ya no podrán burlarse de nosotros, para beneficio de ellos.

México, ya cambio.

COMMODATO

Seguimos esperando, transparencia de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF) sobre los hechos sangrientos ocurridos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y la Procuraduría General de la República (PGR), que digan, quién ordenó ese operativo, que pudo haber sido una masacre de civiles.