Eran los años de las vacas gordas del sexenio de López Portillo. En una reunión de gabinete en Palacio Nacional se revisaban las opciones para los programas sociales y se incluía otorgar créditos “blandos” a los grupos más necesitados.

Cuando llegó el turno de opinar el titular de Hacienda, David Ibarra, éste dijo: “... Señor Presidente, quiere recordarle el costo actual del dinero”, y procedió a explicar la inviabilidad financiera del proyecto. Se desechó.

Al retirarse, Ibarra quiso disculpare con López Portillo, quien secamente le dijo: “... se salió usted con la suya, ¿no? La pregunta es si el equipo de Hacienda del próximo gobierno en un determinado momento será capaz de decirle que no. De ello depende mucho, más de lo que se cree.

Más dinero hará falta en el INE

En el Congreso se ha presentado la iniciativa para que sea el Instituto Nacional Electoral sea legalmente quien se haga cargo de organizar las futuras consultas a la sociedad sobre proyectos y programes gubernamentales.

Tal iniciativa indica que el próximo gobierno planea organizar varias consultas y se le asignan la responsabilidad al INE, porque, dicen, cuenta con infraestructura en toda la República, la cual debe aprovecharse.

El único quid, advierten los más díscolos, es que esa organización cuesta. Debieran explicar los proponentes si en esta era de recortes de gasto se le dará más dinero el INE para las consultas.

Cuando la chiquillada sí cuenta

En España, en una elección cerrada, pudo el socialista Felipe González formar gobierno gracias a que el partido catalán “Convergencia y Unión”, encabezado por Jordi Pujol le dio sus votos.

Años después, José María Aznar, del derechista partido popular, pudo formar gobierno gracias a los votos de “Convergencia y Unión” que encabezaba Jordi Pujol.

A diferencia de México, nadie se escandalizó por lo voluble de las posiciones del partido catalán. Quizá porque los españoles, luego de la noche negra de la dictadura, eran más realistas que nosotros, que hemos linchado al PVEM por voluble.

NOTAS EN REMOLINO

Era ingenuo esperar que la ley de remuneraciones de servidores públicos, propuesta por Morena, no fuera aprobada con la mayoría aplastante de Morena. No era hora de buscar consensos, para eso son las mayorías, faltaba más... Sólo como dato cultural para los amantes de las comparaciones se les informa que los puestos de la Suprema Corte y jueces federales son vitalicios, para toda la vida y su pensión también es vitalicia cuando se retiran... Con el director de Bancomext estuvo el gobernador campechano Alejandro Moreno Cárdenas para gestionar financiamientos para empresas de Campeche que diversifiquen mercados y promuevan proyectos de desarrollo... El gobierno peñista rechazó al ofrecimiento de Trump de 20 millones de dólares para financiar la deportación de centroamericanos, porque no le heredará tal compromiso al gobierno entrante. Esa es la realidad, no los cuentos... Asombroso que un farsante como Félix Salgado Macedonio, ya como legislador de Morena, empiece a pontificar. Cuentas debiera rendir de su gestión en Acapulco... En la Casa de la Transición estuvo el gobernador del Banco de México Alejandro Diaz de León. Después de él entraron directivos de Scotia Bank...

José Fonseca

Periodista Político

Café Político