Tras la resaca emocional, financiera, y me atrevería a decir, hasta ideológica, que nos pudieron haber dejado los ejercicios políticos internacionales de la semana pasada, se extiende una nueva oportunidad para México.

Primero hablaré como persona, como mexicano, como Millennial. La congruencia debe enmarcar mi día a día; si me quejo es porque hago algo para cambiarlo; si me manifiesto es porque voto; si trabajo es porque identifico cómo mis habilidades contribuyen a un bien común. Incluso si estoy por formar una familia, será para formar mexicanos conscientes de ser actores de cambio, ciudadanos del mundo.

Por más incierto que parezca el panorama, México enfrenta la oportunidad de migrar de su búsqueda de protección paternalista (algo asistencial), y transformarla en estrategias para alcanzar un desarrollo y que éste sea sostenible. ¿Cómo lograrlo? Únicamente a través de sus mexicanos, y aquí tanto la industria como el sector privado en general son fundamentales para lograrlo.

Es cuando iniciativas como el Pacto Mundial de las Naciones Unidas son plataformas que toman un valor estratégico para capacitar, fomentar el diálogo y la reflexión para demostrar a las empresas que al momento de operar bajo principios y alinear sus procesos, por más locales que éstos sean, con las nuevas tendencias globales de desarrollo sostenible, es hacer no sólo lo correcto, sino lo inteligente y competitivo.

México crecerá a través de empresas congruentes, transparentes y responsables de su impacto tanto social, como ambiental y económico. Pacto Mundial prepara una nueva estrategia global para este 2017, en donde busca movilizar a las empresas más sostenibles del planeta, junto con sus grupos de interés para crear a más tardar en el 2030 el mundo que sabemos que merecemos.

En un par de semanas se reunirán más de 12 delegaciones de Pacto Mundial de países del continente americano, justo aquí en México, para replicar el esfuerzo que se busca crear de manera local un cambio y llevarlo también a un plano global. Si Naciones Unidas llama a crear redes de las empresas más sostenibles en los países, y a éstas las llama Pacto Mundial, las redes nacionales deben trabajar y aliarse entre sí, ahora de forma regional y global para tener mejores resultados.

Esta red de redes del Pacto Mundial tomará mucha fuerza en el Encuentro Regional que se llevará a cabo en México durante diciembre, incluso Lise Kingo, directora ejecutiva de United Nations Global Compact, estará presente.

Si hace un año con la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible el futuro se veía esperanzador, esa percepción se debe redoblar exponencialmente para traducirse en acciones y ser agentes de cambio y transformación social, que lleven a México ser tan grande, como su gente lo es.

*Coordinador del Pacto Mundial en México

Twitter: @PactoMundialMex