El caso del presunto lavado de dinero por 7,000 millones de dólares a través de HSBC México estalló con toda su fuerza mediática en México.

Hoy día la percepción generalizada es que el narco vulneró el sistema bancario nacional.

Lo que queda y se asienta en la mayoría de los lectores de noticias es que en México se lavó esa extraordinaria cantidad de dinero a través de un banco que opera en nuestro país.

Y no necesariamente.

Es decir, en el aparato gubernamental mexicano no tienen exactamente la misma fotografía. De la cantidad por 7,000 millones de dólares que se ha hablado, dicen en el sector oficial mexicano, la mayor parte se trata de las exportaciones de divisas que realizó la institución de crédito.

Gobierno, más ocupado ?que preocupado

En la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que encabeza José Antonio Meade, es un tema que realmente no les preocupa, aunque sí les ocupa y les ha ocupado durante varios años.

Durante el tiempo que lleva la actual administración se ha hecho más eficaz el proceso de prevención y supervisión del sistema financiero nacional, precisamente, para evitar que las instituciones del sector sean utilizadas por el crimen organizado.

La prevención de lavado de dinero en el sistema financiero mexicano sí es un asunto que le ocupa y ha ocupado al gobierno mexicano a lo largo de muchos años.

Pero ante la limitación que impone la ley a las autoridades en materia de difusión de sus acciones, pareciera que han incurrido en el pecado de la inacción u omisión.

CNBV, dedo flamígero

Al ser revelada la información del caso, desde Estados Unidos, de inmediato pareció que allá sí son eficaces y aquí no.

Tampoco es así. De hecho, la información que ha difundido el Senado de Estados Unidos, sobre el caso de HSBC en particular se basa fundamentalmente en los señalamientos que hizo en su momento la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

El órgano supervisor del sistema financiero nacional, que preside Guillermo Babatz, ha indicado desde hace varios años la mayoría, por no decir que todas, las deficiencias administrativas en las que incurrió HSBC.

Aunque la cantidad y la historia que revela que HSBC presuntamente lavó 7,000 millones de dólares resultan muy atractivas, en el más estricto sentido no es posible, por lo menos todavía, afirmar con todas sus letras que se trata de lavado de dinero.

Son operaciones que han sido calificadas en México como deficiencias administrativas. Hasta ahí.

Por tales deficiencias administrativas, la CNBV fincó distintas multas, algunas de las cuales estarían por resolverse en breve.

Por otra parte, el propio banco, a partir del liderazgo de Luis Peña Kegel, ha dado un giro muy positivo en el cumplimiento de la normatividad que exige la autoridad.

Ley, limitativa

El punto es que, en México la ley limita la difusión de las acciones del órgano de supervisión y vigilancia en torno de sus acciones de prevención y sanción.

La ley en vigor prohíbe a la autoridad hacer pública la investigación sobre alguna institución financiera y sólo le permite difundir el resultado de la investigación una vez que el banco acepta las observaciones y paga la multa correspondiente.

Eso por una parte. Por la otra, hay que decir que los intentos que se han hecho en últimas fechas para reformar la Ley de Instituciones de Crédito, precisamente, para dar mayor transparencia y capacidad de difusión del gobierno mexicano, han sido obstaculizados. Lo que debería impulsarse es el cambio de la ley para que el órgano supervisor exhiba los casos de investigación desde que éstos se inician. Pero ésa es tarea de los legisladores.

Por lo pronto y por como está la ley en vigor, la percepción prevalecerá sobre la realidad.

CUENTOS VERAS

Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, será anfitrión en México del Círculo de Montevideo, un cónclave de exmandatarios latinoamericanos y líderes mundiales que se reúne periódicamente para revisar los cambios mundiales.

La cumbre se efectuará en México a partir del próximo jueves 26 del mes en curso con el propósito de analizar la crisis mundial y las secuelas sociales ante la igualdad y la libertad. La ciudad de México será el punto de encuentro de los expresidentes Ricardo Lagos, de Chile Felipe González, de España; Julio María Sanguineti, de Uruguay; Belisario Betancur, de Colombia; el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y el empresario mexicano.

El Círculo de Montevideo se fundó en septiembre de 1996 para analizar los cambios en el mundo desde la perspectiva de América Latina.

Los dirigentes abordan temas relacionados con la democracia política, la economía, la educación popular, la salud de los sectores vulnerables y el nuevo rol que debe jugar el Estado.

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx