En octubre de este año comentábamos en este espacio sobre el reporte que el Partido Demócrata de los Estados Unidos presentó ante legisladores con la intención de incrementar la regulación a los cuatro gigantes de la tecnología: Google, Amazon, Facebook y Apple.

De estos cuatro gigantes, Google es quien ha sufrido mayores adversidades regulatorias en los últimos años y los bloqueos de varios países del mundo han tratado de mitigar sus aplastantes tentáculos. De cualquier forma, el crecimiento y el poderío que el cuasi monopólico buscador de Internet tiene se asemeja a un incendio que resultará muy difícil de aplacar. Simplemente la misión de la empresa es tan clara como ambiciosa: “organizar la información del mundo y hacerla accesible y útil.”

De acuerdo a una nota publicada esta semana en el New York Times, se estima que bajo la lupa de Google hay entre 500 y 600 mil millones de páginas de Internet. Esto le da a Google una participación de mercado de 94% en el mundo de los buscadores de información en línea y sus competidores más cercanos, Yahoo y Bing, tienen alrededor de 2% cada uno. Google ha sido impedido de operar en China y en Rusia y monopolios locales dominan esos mercados.

Si bien el beneficio y utilidad de Google no puede ser cuestionado por nadie, gran parte de los reguladores del mundo se muestran preocupados por su tamaño y acceso a información privada de los usuarios. Los algoritmos que el buscador utiliza para funcionar con la precisión y detalle que lo hace,  ponen en riesgo la privacidad de los usuarios.

Si bien todos conocemos los riesgos del ciberespacio en cuestiones de privacidad, pocos conocemos a ciencia cierta el paradero de la información sensible a cada persona y el uso potencial que se le pueda dar.

La TV abierta sigue siendo vigente

En varias ocasiones hemos mencionado el músculo que la TV abierta aún tiene en la transmisión de cierto tipo de programación. Por si quedaba la duda, hace unos días se publicó la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales para el año 2019. En ella se aprecia que 77% de los encuestados mayores a los 7 años ven TV abierta y más del 82% de los niños también lo hacen.

Dentro de los canales más vistos están “las estrellas” de Televisa y el Canal 5. Muy probablemente estos datos serán superiores para 2020.

Antonio Aja

Columnista

Showbiz

Lee más de este autor