El prestigiado economista, Gonzalo Hernández Licona, fue objeto ayer de un cese fulminante. Lo removieron de su encargo y lo relevan con José Nabor Cruz.

Hernández Licona llevaba varios días emitiendo más que una voz de alerta, una señal de auxilio.

Desde su punto de vista, los recortes, presupuestal y de personal, plantaban un escenario de inexorable extinción del Coneval, el órgano autónomo encargado de medir los resultados de los programas gubernamentales, destinados a paliar la pobreza en México.

En este espacio le comenté en días pasados lo que en una entrevista de radio, en Fórmula Financiera, dijo: “Si se concreta el recorte, me da la impresión de que Coneval no va a sobrevivir mucho tiempo”.

Hablaba del inminente recorte (en Coneval) de 20%, en su estructura; la eliminación de direcciones generales adjuntas y el congelamiento de una parte importante de su presupuesto.

Señalaba asuntos específicos que había tratado de exponer a las autoridades correspondientes, de las secretarías de Hacienda y del Bienestar. Sus puntos de vista simple y sencillamente —dijo—no estaban siendo escuchados.

También escribió un artículo en Animal Político en donde hizo observaciones claras y contundentes en torno a la política de austeridad de este gobierno.

Textualmente redactó: “La austeridad es importante para un servicio público que se había excedido desde hace varios años. Los excedentes petroleros financiaron el gasto corriente en las últimas décadas; una parte fue para engrosar la burocracia. Había que corregir. Pero hay que hacerlo con cuidado”, dijo Licona.

“Durante este gobierno se han tenido problemas en las áreas de salud, seguridad, cultura, deporte, entre otras, debido a recortes que no han tenido un sólido fundamento y a controles que se han convertido en frenos para el gasto”.

Al día siguiente de su publicación, la Secretaría del Bienestar, que encabeza María Luisa Albores, emitió un comunicado en el que aseguró que Coneval no está en proceso de desmantelamiento y reconoció su importancia.

La dependencia federal destacó que Coneval es muy importante para la evaluación de los programas sociales y la medición de la pobreza.

Y fue muy puntual al señalar que de las 144 plazas eventuales de ese organismo, 130 ya fueron remitidas a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para su refrendo.

Informó que el presupuesto para estudios e investigaciones asignado al Coneval para el ejercicio fiscal 2019, asciende a 89.6 millones de pesos y señaló que Coneval ya cuenta con 45.7% de esos recursos, que ascienden a 40.9 millones de pesos, de los cuales sólo ha ejercido 4.6 millones de pesos y cuenta con una disponibilidad de 36 millones de pesos.

Ayer por la tarde, Hernández Licona hizo pública su remoción y relevo.

El presidente de la República tiene la facultad de relevar al titular de Coneval y vía la secretaría del Bienestar, causó efecto la decisión.

El diagnóstico de Hernández Licona en torno a la política de austeridad y la afectación, que están teniendo diferentes dependencias e instituciones, es muy similar al que hicieron previamente el ahora exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa y el exdirector del IMSS, Germán Martínez.

Hernández Licona se caracteriza por su honestidad intelectual y lo demostró en su enfrentamiento con el entonces secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y el Inegi, por el cambio de metodología en la medición del Módulo de Condiciones Socioeconómicas y en otra ocasión sus críticas al Procampo o su actitud proactiva a favor del aumento del salario mínimo.

Riesgosa vuelta en U

El análisis de la calificadora Standard and Poor’s respecto del Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos se puede resumir en una frase: se trata de una “riesgosa vuelta en U”.

Un regreso al status previo de Pemex: un monopolio en las actividades de exploración y explotación petrolera.

En contra de lo que se esperaba, luego de que Pemex dio a conocer su Plan de Negocios, Standard and Poor’s decidió no hacer cambios en su calificación sobre la petrolera, pero advierte que se mantiene a la expectativa de una probabilidad casi segura de apoyo extraordinario del gobierno a Pemex, frente a un escenario de estrés financiero.

Standard and Poor’s observa que la decisión del gobierno de diferir y limitar la participación del sector privado en el sector energético subestima el valor que otros participantes pueden aportar en términos de experiencia, tecnologías de punta, capacidad de gestión y capital financiero para acelerar inversiones.

Pemex está dando una vuelta en U al adoptar una estrategia que aumenta su exposición a los riesgos inherentes de la industria, y también asume importantes riesgos operativos.

Además, tiene un mayor enfoque sobre resultados de corto plazo y genera dudas sobre la sostenibilidad de largo plazo.

ATISBOS

RACIONALIDAD.- El presidente de Coparmex, Gustavo de Hoyos, alertó sobre las decisiones draconianas que, en aras de la austeridad, el gobierno esté cortando parejo el presupuesto en todas las instituciones. El sindicato patronal apoya la austeridad, pero con racionalidad. Y advierte que la tijera pareja y cortar por igual en las instituciones no es correcto ni estratégico.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.