Las instituciones bancarias que operan en México tuvieron resultados récord el año pasado: las 46 empresas bancarias que hay en el país obtuvieron ganancias por más de 107,000 millones de pesos (mdp) en 2013.

Los banqueros están de plácemes con los resultados, pues sus ganancias fueron casi 24% superiores a las del 2012, de acuerdo al reporte emitido por la Comisión Nacional Bancaria (CNBV) y Valores el pasado 30 de enero.

Si bien hay 46 grupos de banca múltiple, 84% de las ganancias se concentran en cinco instituciones: BBVA Bancomer (España) con 30,829 mdp; Banamex (Estados Unidos) con 16,354 mdp; Santander (España) 18,903 mdp; Banorte (México) 12,65 mdp; e Inbursa (México) con 11,797 mdp, según el mismo reporte de la CNBV.

No en balde el director general de finanzas de BBVA Bancomer, dijo eufórico: Fue un año espectacular . En efecto, es espectacular, pues el crecimiento de las ganancias de los bancos en el 2013 (23.5%), representan un crecimiento 18 veces mayor al crecimiento de la economía mexicana el año pasado, con un modesto 1.3 por ciento.

La operación en México para grupos financieros extranjeros se está convirtiendo en un territorio privilegiado. Para el grupo financiero español BBVA, su subsidiaria mexicana BBVA Bancomer, aportó 38% de sus ganancias mundiales. En tanto que las ganancias de Santander mexicana representaron 10% de las ganancias mundiales. Estos datos hacen suponer que el mercado bancario mexicano es uno de los más lucrativos de la banca mundial.

Y no es para menos, pues en los pasados siete años los bancos que operan en México tuvieron utilidades por 537.7 millones de pesos, es decir casi 50 mil millones de dólares.

¿De donde vienen las ganancias de los banqueros mexicanos? En buena medida del notorio contraste que hay entre los altos créditos y costos de intermediación que cobran los bancos, y de las irrisorias tasas que pagan a ahorradores e inversionistas.

El año pasado los banqueros mexicanos cobraron 449 mil mdp por intereses, 84 mil mdp por cobro de comisiones y tarifas y 35 mil mdp por costos de intermediación.

Es decir, pagamos demasiado por el acceso a créditos refaccionarios, para negocios, hipotecas, tarjetas de crédito, por uso de tarjetas, por comisiones de uso de cajeros y otros cargos que en muchas ocasiones se facturan sin que los clientes demos autorización (seguros de vida o seguros viales entre los más frecuentes).

En contra parte, los bancos mexicanos apenas pagan 3% anual a los ahorradores o 4.5% a quienes invierten en Cetes.

No es casual que el mismo reporte de la CNBV sobre el estado de resultados de 2013 da cuenta del aumento más significativo que ha habido en la cartera vencida en los últimos diez años. Tenemos una economía que crece muy por debajo de lo que requiere la población, con aumentos de precios derivados de la reforma fiscal, con grandes penurias para que las familias saquen su gasto mensual y del otro lado altísimas tasas de ganancias para los operadores bancarios. Las altas ganancias de los bancos que operan en México son obscenas y deberían reducirse drásticamente.

[email protected]

Twitter: @rmartinmar