La estrategia de comunicación del gobierno está centrada en posicionar la imagen del presidente López Obrador en todos los medios. A ese propósito ayuda de manera particular su comparecencia de todas las mañanas que tiene una amplia cobertura periodística.

En el marco de esa estrategia, los secretarios de Estado tienen poca o nula presencia en los medios y sólo aparecen. Son contadas las excepciones en que el presidente los invita a participar en la comparecencia mañanera.

Así, los integrantes del gabinete que podían ser un activo y hacer presente cotidianamente la agenda del gobierno, por lo menos en sus temas, están relegados y son muy poco conocidos por la ciudadanía.

El Financiero (04.09.19) dio a conocer una encuesta realizada a finales de agosto que pregunta sobre si se conoce o no a los secretarios. Éstos son los resultados de mayor a menor desconocimiento:

A Román Meyer Falcón, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, no lo conoce 68% de los ciudadanos; a Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, 66%; a María Luisa Albores, secretaria de Bienestar, 64%, y a Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, 60 por ciento.

En el caso de Miguel Torruco, secretario de Turismo, no lo conoce 59% de los ciudadanos; a Víctor Manuel Toledo Manzur, secretario de Medio Ambiente, 56%; a Luisa María Alcalde, secretaria de Trabajo y Previsión Social, 56%; a Rocío Nahle, secretaria de Energía, 54%; a Arturo Herrera, secretario de Hacienda, 52%; a Jorge Carlos Alcocer, secretario de Salud, 52% y a Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía, 51 por ciento.

A José Rafael Ojeda, secretario de Marina, no lo conoce 49% de los ciudadanos; a Luis Cresencio Sandoval, secretario de Defensa Nacional, 48%; a Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, 47%; a Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, 46%; a Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, 41%, y a Alfonso Durazo, secretario de Seguridad, 40 por ciento.

Los integrantes del gabinete menos desconocidos son Esteban Moctezuma, secretario de Educación, al que no lo conoce 37% de los ciudadanos, y a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, 25 por ciento. Los cancilleres tienden a ser poco conocidos, pero las tareas que el presidente le ha encargado al actual, que trascienden el rol de quien ocupa el cargo, lo mantienen en los medios.

El presidente, en diversas ocasiones, ha descalificado lo que dicen o hacen sus secretarios. Éstos han optado por no aparecer en los medios y tampoco en las redes sociales, salvo algunos casos que confirman la regla. Todo indica que el presidente no va a cambiar su estrategia de comunicación que implica, entre otras cosas, que los secretarios no estén en los medios y que por lo mismo se mantengan desconocidos por la ciudadanía.

Twitter: @RubenAguilar

Rubén Aguilar

Asesor Político

Convicciones

Licenciado en filosofía, maestro en sociología y doctor en ciencias sociales por la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe, México). Tiene estudios de comunicación en el ITESO (Guadalajara, Jalisco) y de desarrollo institucional en el INODEP (París, Francia). De 1966 a 1979 estuvo en la Compañía de Jesús.