Además del Distrito Federal, donde acudirá a la Basílica de Guadalupe, el papa Francisco acudirá al Estado de México, Michoacán y Chiapas y Chihuahua. El máximo líder de la Iglesia católica llegará el 12 de febrero del 2016 a la ciudad de México y cuatro días después dejará el país.

Los detalles de esa estancia fueron concretados hace dos semanas entre altos mandos de la curia romana y la Conferencia del Episcopado. Una voz preeminente fue la del cardenal Alberto Suárez Inda. Y en México se encuentra el encargado de las giras papales, monseñor Alberto Gasparri, para ultimar detalles con los obispos mexicanos y las autoridades civiles, quienes pronto sabrán del peculiar estilo del santo padre, a quien no le gusta estar encapsulado. ¿Ergo? El papamóvil deberá estar descubierto.

Francisco quiere estar en contacto directo con los fieles mexicanos. Y en el itinerario, que está por definirse, están señalados al menos tres sitios geográficos en megaurbes. Más importante: el papa argentino estará en territorio azteca para dejar un mensaje de sensibilización sobre el fenómeno de la migración y también para dejar en claro la postura de la pastoral sobre los problemas generados por las bandas criminales, sin duda, pero también por la proliferación de las guardias comunitarias -en sus distintas acepciones-, que han exacerbado la violencia y otros fenómenos perniciosos, como el desplazamiento forzado de comunidades enteras y la migración.

El Jubileo de la Misericordia tendrá dos meses para cuando el papa Francisco comparezca ante el altar de la Basílica de Guadalupe. Y un mes, de la Jornada Mundial de los Emigrantes y los Refugiados.

Las obras de misericordia corporales y espirituales -entre las que se encuentra la de acoger a los forasteros- serán encomendadas por el santo padre a la Virgen morena. Y también, la potencia de un discurso global, pues la Iglesia católica está llamada a anunciar la liberación a cuantos son prisioneros de las nuevas formas de esclavitud de la sociedad moderna .

Justicia y misericordia. Pero el gobierno peñista -de acuerdo con fuentes cercanas a la Nunciatura Apostólica en México- ha mostrado reticencia, particularmente sobre la inclusión de una entidad del sureste mexicano dentro del programa oficial de la visita papal, quien buscará visibilizar la situación que actualmente padecen muchas familias en el hemisferio, obligadas a abandonar sus países por el acoso de grupos armados.

El drama de los emigrantes y los refugiados es una prioridad para el papa Francisco. Pero la administración federal ha volcado un importante esfuerzo institucional en el impulso de las zonas económicas. Y algunos altos funcionarios peñistas creen que ambos temas son incompatibles.

Abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de la dignidad, y sintámonos provocados a escuchar su grito de auxilio , urge la bula papal Misericordiae vultus, debemos romper la barrera de la indiferencia que suele reinar campante para esconder la hipocresía y el egoísmo .

Desde que la curia romana acordó con los representantes de la Conferencia del Episcopado Mexicano el periodo de la visita papal, quedó perfilado que la misa masiva sería en territorio mexiquense. En un punto de la zona conurbada al Distrito Federal.

Otro tipo de incertidumbre tiene que ver con los detalles de la estancia papal en territorio mexiquense. Además de razones logísticas, las autoridades civiles externaron opiniones a favor de que el evento masivo previsto por la curia romana pudiera celebrarse en Toluca, o en su defecto, en Ecatepec. Si fuera a la capital de la entidad que gobierna Eruviel Ávila Villegas, el santo padre sería nombrado huésped distinguido y sería convocado a visitar el recinto legislativo del Congreso local. Pero los organizadores prefieren acudir a santuarios ubicados en el Valle de Chalco o, en su defecto, en Tlalnepantla.

En la definición de la agenda ha tenido preeminencia la voz del cardenal Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia. El arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, anticipó la noticia durante su homilía dominical. Indulgencia concedida. Visita confirmada. La visita papal iniciará el 12 de febrero y se extenderá durante cinco días.

¿Y la propuesta de los senadores panistas Gabriela Cuevas y Juan Carlos Romero Hicks para que el papa Francisco acuda al Palacio Legislativo?

EFECTOS SECUNDARIOS

¿ESCASECES? Es el peor de los mundos para el nuevo subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana, Arturo Escobar y Vega: la austeridad presupuestal decretada por la SHCP reducirá 23% la partida destinada al Programa Nacional para la Prevención del Delito, pero desde mediados de este año, muchos de los municipios en los polígonos de intervención -de acuerdo con denuncias de los proveedores- suspendieron pagos... por los recortes. Sin margen de maniobra, el funcionario gestiona una bolsa superior a los 140,000 millones de pesos para blindar al programa.

INSIDIAS. Luego de que la PGR, a cargo de Arely Gómez, informara que el presunto grupo responsable de la fuga de el Chapo Guzmán quedó desarticulado, no falta quién le quiera echar el muertito de la vulnerabilidad del penal del Altiplano a los ex titulares de la CNS. Monte Alejandro Rubido llegó a esa dependencia después de Manuel Mondragón y Kalb y no regresó a algún cargo público. Pero el doctor y pentatleta ahora está al frente de la Comisión Nacional contra las Adicciones y padece el fuego amigo.

[email protected]