Al finalizar el sexenio pasado, el Fovissste seguía siendo un organismo ineficiente que, con muchos problemas y malas artes de por medio, apenas lograba otorgar poco más de 10,000 créditos al año

Hoy, el Fovissste, de Manuel Pérez Cárdenas, se ha convertido en un organismo caracterizado no sólo por ser eficiente y transparente, sino sobre todo por haber incrementado drásticamente la calidad de la atención a su derechohabiencia.

Es así que si el año pasado ya otorgó poco más de 100,000 créditos y la meta para este año y los siguientes es mantener este registro, lo que sólo en el caso del programa 2010 supone una inversión de 56,000 millones de pesos.

Pero esta exitosa transformación ha implicado enormes retos operativos, entre los cuales destaca el que si como resultado de las ineficiencias, hasta hace tres años la mayor parte de los créditos del programa anual Fovissste se generaban en el último bimestre, hoy las cosas han cambiado y la mayor parte de los financiamientos se dan en el primer cuatrimestre.

Pero, además, el reto de hacer coincidir ingresos con egresos se multiplica en la medida en que se incrementa el nivel de atención a los burócratas, porque si apenas en el 2006 el Fovissste trabajaba con 400 proveedores de viviendas, su transformación ha provocado que esta cifra se eleve a más de 16,000, lo que supone aire fresco a las economías de prácticamente todas las regiones del país.

Con el objetivo de evitar contratiempos a los desarrolladores de vivienda -resultado de la dramática transformación de los flujos de dinero del organismo-, en septiembre del año pasado Pérez Cárdenas formalizó un acuerdo para incorporar al Fovissste al Programa Cadenas Productivas de Nacional Financiera, que dirige Héctor Rangel Domene.

El programa, que en sus orígenes preveía una línea de crédito de 9,000 millones y la participación de ocho bancos, se ha convertido en uno de los más dinámicos y exitosos de Nacional Financiera, colocando más de 12,000 millones de pesos.

Por supuesto, este esquema es complementario a los flujos del Fovissste, que ahora como parte de su transformación deberá buscar mayores paralelismos entre sus esquemas de ingresos y egresos para los que se necesitan inevitablemente, además de las proyecciones de sus analistas, antecedentes que, sobra decir, sólo se obtienen después de años de consistencia en sus números.

Metrofinanciera, hubo solución

Y otra muy buena noticia para el sector hipotecario es que después de meses de especulaciones, ya es cosa juzgada el concurso mercantil que da carpetazo final al episodio Metrofinanciera, primero en México con acuerdo previo.

El acuerdo establece que los acreedores se convertirán en dueños de la empresa, todo con base en una operación que alcanza un monto de 18,300 millones de pesos, de los cuales 6,600 millones corresponden al intercambio de acciones y el resto a obligaciones a 10 años.

Y fue tan buena la negociación, que incluso la Sociedad Hipotecaria Federal, de Javier Gavito, la respaldó, convirtiéndose en propietario de 10% de la firma.

Hay que decir que en gran medida el artífice de esta buena solución fue José Landa, un viejo lobo de mar de los mercados hipotecarios, que como Director General de Metrofinanciera formalizó una operación que además de evitar mayores problemas al sector, da nueva vida a la empresa, capitalizándola y dándole posibilidad de volver a ser fondeada y de, consecuentemente, volver a prestar.

De paso, la solución al episodio Metro permitirá acabar con la guerra de lodo que tanto ha afectado al sector en las semanas recientes.

Ya es recuperación

De acuerdo con la Asociación Hipotecaria Mexicana (AHM), que preside José Manuel Rivero Andreu, en el primer cuatrimestre de este año se originaron 190,944 créditos hipotecarios, cifra que representa 4.4% de crecimiento con respecto al mismo periodo del año anterior, con lo que se rompe la tendencia negativa que marcó todo el 2009.

Esto en lo que respecta a créditos individuales, pero en financiamiento a la producción también hay incremento, en este caso de 32.97%, y hay que decir que este indicador reporta también 17.4% de incremento con respecto al cuatrimestre inmediato anterior.

No hay espacio para especulaciones, son sencillamente las cifras del inicio de la recuperación