Mañana, jueves 21 de abril, el presidente Peña Nieto va a dar a conocer la postura del gobierno a partir de lo que se discutió en los foros que tuvieron lugar en el marco del Debate Nacional sobre el Uso de la Mariguana. Como ponente, asistí al segundo, en Ciudad Juárez, y al quinto, el último, en la Ciudad de México. Hay expectativa sobre lo que dirá el presidente.

Al término de los foros, funcionarios de la Secretaría de Gobernación me aseguraron que la nueva postura del gobierno tiene cinco elementos: 1) cuestiona el paradigma prohibicionista y punitivo; 2) legalización-regulación de la mariguana médica y de la amapola con fines médicos; 3) creación de una industria nacional que produzca esos medicamentos; 4) elevar de 5 a 28 gramos la mariguana que las personas pueden tener; 5) desencarcelar a personas que han ido a prisión por posición de pequeñas cantidades.

Los funcionarios fueron enfáticos en señalarme que el gobierno se iba a mantener en la negativa de la legalizar-regular la mariguana para uso personal o recreativo. La posición me parece que es un paso adelante en la dirección correcta. Cierto que se podría ser más abierto e ir más rápido. Mañana sabremos si estos avances los asume el presidente Peña Nieto y su gobierno. Espero que así sea.

El secretario de Gobernación, Osorio Chong, pronunció discursos, en los primeros cuatro eventos, que dieron cuenta de una nueva posición del gobierno en el tema de las drogas. Las ideas centrales: necesidad de revisar el paradigma prohibicionista y punitivo, abrirse a transitar por nuevos caminos, avanzar en la legalización-regulación de la mariguana médica, hacer realidad la despenalización del consumo y analizar la situación de las personas encarceladas por posición menor de mariguana.

Lo dicho por el secretario resultó novedoso frente a la posición, que en más de una ocasión había hecho pública el presidente Peña Nieto y otros altos funcionarios, que se han pronunciado, de una u otra manera, a favor de seguir con la aplicación de la estrategia prohibicionista y punitiva. Se esperaba que en la clausura del debate fijara la posición del gobierno, pero indicó que ésta sería anunciada por el presidente.

En los cinco foros participaron 140 especialistas, académicos y activistas sociales. La gran mayoría de ellos sostuvo la necesidad de cambiar de paradigma y avanzar en la legalización-regulación de la mariguana para uso medicinal y personal. Mañana vamos a saber si el gobierno estuvo o no abierto a lo que plantearon los participantes. Hay quien piensa que el ejercicio fue sólo una maniobra del gobierno y que no va a incluir el sentir de los participantes. Ya lo veremos.

raguilar@eleconomista.com.mx