Tajante, el senador panista Juan Carlos Romero Hicks enarbola la bandera de la ética, en el ejercicio de la función pública. Y en el ámbito de la rendición de cuentas exclama un ya basta , para que nunca más, un subordinado que exonere a su jefe .

En nuestra lengua, el procurar es hacer lo necesario, no buscar o intentar , plantea el también exgobernador de Guanajuato, necesitamos un procurador, no un intentador general de la República .

A un mes de que concluya el periodo ordinario de sesiones, las fuerzas políticas negocian sobre la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción. El PAN busca que el gobierno federal y su partido se comprometan a discutir la ley que dará vida a la nueva Fiscalía General de la República.

Trabajemos para construir un nuevo sistema de procuración de justicia, con normas que prevengan, combatan y sancionen la corrupción, sin simulaciones , urgió Romero Hicks. Propuesta más que plausible, a partir del escándalo desatado por la detención del exfiscal de Nayarit, Edgar Veytia, la semana pasada en el cruce fronterizo de la mesa de Otay, en Tijuana.

Para fiscales fallidos, otro ejemplo: el gobernador Jaime Rodríguez, el Bronco, propuso a Roberto Flores Treviño como procurador de Nuevo León y a Ernesto Canales, como fiscal anticorrupción.

Paradojas de la rendición de cuentas: el segundo quizá termine indagando sobre el primero, quien apenas duró 16 meses en el cargo y dejó un cúmulo de expedientes alterados, prácticas de nepotismo y sospechas por su acelerado enriquecimiento, que incluye dos residencias, de 1,000 metros cuadrados de extensión, cada una.

Y mientras, la administración del Bronco está más entretenida en perseguir jueces que en castigar la corrupción de los funcionarios públicos. El revés más reciente lo recibieron este martes, cuando un tribunal federal declaró infundadas las quejas que promovieron con la finalidad de que la titular del juzgado Quinto de Distrito, radicada en Nuevo León, Beatriz Jaimes Ramos, quede fuera del caso del exgobernador Rodrigo Medina, que le ha tocado ir revisando a través de diversos amparos, uno de los cuales permitió al exmandatario enfrentar sus procesos en libertad.

En diversos momentos la jueza Jaimes ha detectado y emitido resoluciones adversas contra la procuraduría estatal, porque en su afán por meter a la cárcel a Medina no han escatimado en vicios e irregularidades. El Bronco buscó deshacerse de la juez Jaimes mediante una chicanada, es decir, promoviendo ocho recusaciones ante un tribunal, para pedir que la quitaran del caso. La respuesta del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal en la entidad no se hizo esperar y no sólo les negó quitar a la jueza, sino que la respaldó por completo al señalar que de aceptar esa postura, se llegaría al absurdo de que bastaría la presentación de una acusación de carácter grave para que el recusante consiguiera caprichosamente que el asunto que le interesa lo resuelva el órgano jurisdiccional que mejor le acomode, lo cual evidentemente es incompatible con la finalidad y función que tienen las causales de impedimento en el sistema de impartición de justicia que rige en nuestro país .

Para castigar a la corrupción, ya funciona el entramado institucional generado por obra y gracia del Pacto por México... pero, ¿y el fiscal que indagará desde mordidas hasta las casas blancas, pasando por los moches, los escandalosos desfalcos financieros de los gobiernos estatales o la riqueza inexplicable de funcionarios y dirigentes partidistas?

Apenas si la perredista Dolores Padierna se incorpore formalmente a la Junta de Coordinación Política, los pastores de las bancadas en la Cámara Alta procederán a definir al candidato a la Fiscalía Anticorrupción, que someterán a la consideración del pleno del Senado, la próxima semana. Los panistas, con el apoyo del PRD, quieren atar este nombramiento a la reforma legal que dotaría de autonomía al nuevo fiscal y fijaría la duración de ese encargo a 15 meses. A cambio, podrían acceder a la unción del magistrado Manuel Hallivis Pelayo, quien cuenta con el visto bueno de Los Pinos. Un sector de la bancada blanquiazul impulsa al abogado chihuahuense César Chávez.

¿Vendría un trueque? La candidata al Inegi Paloma Merodio Gómez sería protagonista de esa transacción, que también involucra la renovación de la presidencia del INAI. El PRI respalda a la comisionada Patricia Kurczyn, pero...

EFECTOS SECUNDARIOS

CONTRITOS. Mal quedó Transportes Marítimos Mexicanos, de José Serrano, a la estadounidense Fieldwood Energy LLC, integrante del consorcio ganador en la segunda fase de la Ronda Uno luego de la explosión sucedida la semana pasada en las instalaciones de Astilleros Internacionales de Tampico, incendio en el que fallecieron dos trabajadores. Se trata del barco ECO III, propiedad de TMM, el cual fue contratado por la firma estadounidense para realizar pruebas de producción en los pozos petroleros que le adjudicó la Comisión Nacional de Hidrocarburos en septiembre pasado. Las primeras indagatorias apuntan a fallas en los protocolos de seguridad en los trabajos de mantenimiento que se realizaban para dejar la embarcación al punto: se habría usado una esmeriladora, en vez de hacer trabajos en frío.

[email protected]