La preocupación por la desaceleración global es un hecho y la crisis de deuda europea está teniendo un impacto mayor al presupuestado, señal de esto fueron las débiles cifras de manufacturas en China, Estados Unidos y Europa, siendo estas noticias las encargadas de mover a los mercados bursátiles durante la jornada.

Además la tibia decisión por parte del Fed el día de ayer y su revisión a la baja de la economía más grande del mundo, no ayudaron a controlar la ansiedad de los inversionistas.

Hechos como estos motivaron a que analistas como los de Goldman Sachs recomendaran abrir una posición corta sobre el S&P 500 con precio objetivo de 1,285 pts., aproximadamente un 5% por debajo de los precios actuales. Sin duda, noticias de este tipo no ayudan a mejorar el sentimiento del mercado y hacen reflotar la aversión al riesgo.

Las cifras macroeconómicas en Estados Unidos siguen dando cuenta de una pérdida de momentum de la mayor economía mundial. Las solicitudes de seguro por desempleo continúan lentamente aumentando, llegando la última semana a 387,000 aplicaciones, superando las estimaciones de mercado.

Las cifras del sector fabril tampoco respondieron a las expectativas, el PMI preliminar de manufacturas cayó desde 54.0 a 52.9 pts. en junio, ubicándose en su menor ritmo en 11 meses. Además, el índice de actividad fabril del Fed de Filadelfia tuvo una lectura de -16.6 pts. en junio, contrayéndose por primera vez en ocho meses (sobre 0 indica expansión, bajo 0 indica contracción).

La excepción fue el índice líder de Estados Unidos - indicador que busca predecir el comportamiento de la economía a un plazo de 6 a 12 meses - que subió 0.3% en mayo, superando las expectativas de los inversionistas.

En Europa, los PMI continúan desacelerándose y se consolidan en terreno contractivo (sobre 50 pts. indica expansión, bajo 50 pts. indica contracción). El PMI de manufacturas de la Zona Euro cayó desde 45.1 a 44.8 pts., afectado por la caída del índice en Alemania desde 45.2 a 44.7 pts.

El PMI de servicios de la Zona Euro anotó una leve mejora desde 46.7 a 46.8 pts., impulsado por la sorpresa positiva en Francia.

Las ventas minoristas en el Reino Unido subieron 1.4% en mayo con respecto al mes anterior, superando el 1.2% que esperaban los expertos. Con esto, la cifra anual subió 2.4%, borrando la caída de 1.1% del mes anterior.

El Banco Central de Turquía en su reunión de política monetaria mantuvo la tasa de referencia en 5.75%, tal como se esperaba.

La economía China sigue dando señales de desaceleración, así se vio reflejado en el PMI preliminar de manufacturas elaborado por HSBC que cayó desde 48.4 a 48.1 pts. en junio, ubicándose en terreno contractivo. A pesar de esto, las autoridades tienen el espacio y las herramientas para estimular la economía y no sería fuente de preocupación.

Los principales índices bursátiles en Estados Unidos cerraron con fuertes bajas, lideradas por el tecnológico Nasdaq que cayó 2.4%. El Dow Jones cedió 2.0% y el S&P 500 tropezó 2.2%. En tanto, el petróleo continúa con su tendencia a la baja, el WTI cayó 4.0% y cerró en USD 81.8 el barril.

Las bolsas en América Latina se acoplaron a los mercados externos, donde el Bovespa brasilero encabezó las pérdidas y anotó una caída de 2.9% y su moneda bajó 1.6%. El Merval argentino tropezó 1.7%, el IPC mexicano cedió 1.2%, el Colcap colombiano retrocedió 2.8%, el IGBVL peruano perdió 1.3%, mientras que el IPSA chileno fue el más defensivo y terminó cayendo 0.8 por ciento.

Las acciones europeas registraron una tendencia negativa, siendo la excepción la bolsa de Milán que avanzó 0.1%. Madrid cayó 0.3%, París bajó 0.4%, Londres retrocedió 1.0% y Frankfurt perdió 0.8 por ciento.

Las bolsas asiáticas cerraron la jornada con retornos mixtos. Las ganancias estuvieron a cargo del Nikkei de Tokio y el Sensex indio que anotaron ganancias de 0.8%, cada uno. En tanto, Shanghai, el Kospi coreano e Indonesia cayeron 1.4%, 0.8% y 1.1%, respectivamente.

*Hit de la banda Soundgarden publicado en su disco Superunknown (1995).

[email protected]