Parece que ahora sí comenzó el principio del fin del juez Felipe Consuelo.

Algunos de los más importantes acreedores de Mexicana de Aviación ya pidieron su recusación como rector del concurso mercantil de la aerolínea, en especial ya lo hizo Bancomext.

La demanda se presentará para que la resuelva un tribunal, instancia superior al juzgado que encabeza Consuelo.

Además los acreedores presentarán una nueva queja ante el Consejo de la Judicatura, adicional a la que ya habían presentado hace algunos meses. Al menos eso es lo que fuentes bien informadas aseguran.

Por otra lado, otras fuentes relacionadas con el proceso aseguran que la recusación y la ampliación de la queja contra el juez Felipe Consuelo, son dos de las muchas opciones que se están analizando, aunque todavía no ocurren.

SCT, el manotazo

Pero más allá de hechos presentes o futuros, lo cierto es que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que encabeza Dionisio Pérez Jácome pidió el relevo del conciliador-administrador, Gerardo Badín, por no haber logrado ya la reestructura de Mexicana de Aviación.

La dependencia del Ejecutivo Federal por primera vez en todo este largo proceso, que lleva dos años (cuando la ley da un plazo de un año para la conciliación) dio el manotazo sobre la mesa y pide el relevo y división de las funciones que venía realizando Badín.

De tal suerte que sea el Instituto Federal de Concursos Mercantiles (Ifecom), presidido por Griselda Niebla el que designe al sustituto del conciliador y la SCT propone a José Luis Stein-Velasco como administrador de la aerolínea.

Claro que la petición de la SCT, está condicionada a que la ratifique el propio juez Felipe Consuelo. Es decir, no puede ser una imposición del Poder Ejecutivo al Poder Judicial, sino que se trata de una solicitud sujeta a la voluntad del juez. Eso por lo que toca a la figura del conciliador.

Pero en lo que concierne al administrador, la SCT simple y sencillamente estaría ejerciendo sus facultades.

Aunque el punto está bordando todavía sobre la línea del respeto institucional, lo cierto es que la argumentación de la dependencia es contundente: el conciliador no ha logrado concretar la reestructura de Mexicana de Aviación.

La decisión de la SCT de cambiar su aparentemente eterna actitud conciliadora es porque el juez Felipe Consuelo y el administrador-conciliador Gerardo Badín ni han concretado la reestructura, ni tienen transparencia en el proceso y por si fuera poco el juez rechazó al interventor que solicitan los acreedores: Bancomext, Banorte, Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Aeropuertos y Servicios Auxiliares y la Profeco.Todos ellos en conjunto representan 35% de la masa de acreedores.

Y todos piden al despacho de abogados White & Case como interventor del concurso mercantil.

El rechazo del interventor, fue lo que detonó el cambio de actitud de la SCT y acendró la inconformidad entre los acreedores.

Concurso mercantil, anticompetitividad

La prolongación del concurso mercantil de Mexicana de Aviación preocupa no sólo al gobierno mexicano.

También está distorsionando la perspectiva que se tiene en México en el Banco Mundial y entre las empresas multinacionales que operan en el país.

En su origen y los primeros años de existencia de la figura de concurso mercantil en México, el tema fue uno de los puntos que mejoraron los indicadores de competitividad de México en el ranking del Banco Mundial.

El único antecedente negativo que existía en los primeros años del concurso mercantil y que manchó por un tiempo esta figura porque llegó a confundirse, fue el caso de Altos Hornos de México que se declaró en suspensión de pagos y que dejó de pagar una deuda multimillonaria.

Pero fue más por confusión, porque Ahmsa utilizó la antigua Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos y no la Ley de Concursos Mercantiles.

Una vez que se superó la confusión la figura de concurso mercantil le dio realce a México en las calificaciones del Doing Bussines del Banco Mundial.

Ahora, con el caso de Mexicana de Aviación en concurso mercantil y su desnaturalización al extender el plazo de conciliación por tiempo indefinido, ha comenzado a hacer mucho ruido en los escenarios internacionales.

Esta fue otra de las causas que obligaron al gobierno a dar el manotazo sobre la mesa.

Por todo esto, parece que ahora sí, comenzó el principio del fin de Felipe Consuelo, pero lo más importante la definición de la situación de Mexicana de Aviación: o se reestructura o quiebra.

CUENTOS VERAS

El pollo está causando estragos entre los distintos bandos de los productores y el gobierno mexicano. La gripe aviar cayó justo en el momento en el que la Secretaría de Economía, que encabeza Bruno Ferrari decidió no aplicar la resolución definitiva de imponer cuotas compensatorias al comprobar prácticas dumping por parte de los importadores de pierna y muslo de pollo. La elevación de precios que provocó la fiebre aviar es el motivo por el que no se aplicarán de inmediato las cuotas compensatorias. La Unión de Avicultores, con el triunfo con sabor a derrota insiste en que se apliquen a pesar de la contingencia.

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx