Lóbregos, los últimos días del 2016 para prestadores de servicios, contratistas y beneficiarios de los programas asistenciales del gobierno federal que prefirió a diferencia de las administraciones subnacionales no castigar a la burocracia para cumplir puntualmente con el pago de sueldos, aguinaldos y otros estímulos.

Pendientes quedaron pagos de los programas de Empleo Temporal y Estancias Infantiles, adscritos a Sedesol. Y también, las coberturas de las pólizas de Agroasemex que tiene contratadas con los productores agropecuarios. Los campesinos que trabajan las tierras ejidales de José María Morelos y Pavón, en Quintana Roo, esperan que el fin del asueto también termine con la falta de liquidez de la administración peñista y comiencen a liberarse los pagos por siniestros de sus cosechas, que ascienden a 10.3 millones de pesos.

Los dictámenes de siniestralidad dejaron sin coberturas a campesinos de 35 ejidos, quienes habían sido obligados a contratar con Agroasemex. Esos errores provocaron problemas de gobernabilidad a la administración quintanarroense en las últimas horas del 2016. Los representantes de la aseguradora podrán atender las quejas hasta el próximo jueves y el secretario de Gobierno, Francisco López Mena, se comprometió a realizar una labor de acompañamiento para garantizar que no se cometan más omisiones e injusticias contra los apicultores y los recolectores de chico zapote de aquel municipio, donde se originó la Guerra de Castas.

Mientras, elementos de Seguridad Pública estatal se mantienen en la cabecera municipal. Una medida cautelar para garantizar que todo transcurra en orden y salvaguardar la seguridad física y patrimonio de los ejidatarios, justificó López Mena.

Al cierre del 2016, el gobierno federal acusaba una sorprendente falta de liquidez. Justo el Día de los Inocentes, la Secretaría de Hacienda liberó los recursos que permitirán cubrir los adeudos que la Secretaría de Desarrollo Social tiene con los operadores de las estancias infantiles para jefas de familia, aunque hay por lo menos media docena de entidades federativas donde de plano tendrán que esperar unos días. A más tardar, el 15 de enero quedará saldado este oprobioso asunto.

El superávit en las finanzas públicas es un compromiso de la administración peñista, de cara a su último bienio. Y para garantizar el cumplimiento de esa meta y de paso, cumplir con las metas establecidas por las calificadoras internacionales , el gobierno federal decidió irse por la receta amarga. Preferible corregir el precio artificial de las gasolinas (sic) que seguir con un subsidio que además de beneficiar a los privilegiados, costaría 200,000 millones al erario. Era el mega gasolinazo o contratar deuda y endurecer la política fiscal, argumentaron los voceros oficiales, entre ellos el dirigente nacional del PRI.

Los gobiernos estatales, en cambio, han tenido que ajustarse a la nueva disciplina financiera. Y serán los que apliquen nuevos impuestos para este 2017. Allí están los ajustes al cobro de predial que intentarán en Nuevo León y el Distrito Federal, los cobros por la venta de bebidas alcohólicas en Zacatecas, o el impuesto al juego que pretenden cobrar a los clientes de los casinos.

EFECTOS SECUNDARIOS

OCURRENTES. Los comisionados del INAI, ¿fuera de control? Luego de sus excesos en los festejos decembrinos, los integrantes del colegiado que dirige ese órgano autónomo decidieron respaldar la propuesta del área de comunicación social y destinar 3 millones de pesos para adquirir la licencia de distribución en México de Monstruos en Red, una iniciativa del gobierno colombiano y Plaza Sésamo que generó una serie de televisión con mensajes dirigidos a preescolares sobre el uso seguro de la Internet. Además de su difusión en un canal de señal abierta, estos contenidos podrían ser desplegados en el ciberespacio, aunque difícilmente en la Plataforma Nacional de Transparencia, que simplemente no puede funcionar al 100% a seis meses de su lanzamiento. En el INAI van de la sorpresa al desconcierto, pues esta decisión va contra la evidencia que el área que coordina la comisionada Patricia Kurczyn distribuyó recientemente, sobre la necesidad de trabajar con adolescentes para inculcarse su derecho a estar informados y proteger su identidad.

REGRESO. El Chilorio Power tiene una relación simbiótica con el Grupo Atlacomulco. Y uno de sus más conspicuos integrantes, Quirino Ordaz Coppel, alcanzó las cumbres de esa clase política al recuperar la gubernatura de Sinaloa para el PRI. A su unción como mandatario de aquella entidad acudieron Óscar Espinosa Villarreal y Alfredo Del Mazo González, quien con esta reaparición pública acalla los rumores sobre su deteriorada salud y deja ver que la siguiente batalla de ese consorcio político del que abrevó el peñismo será la definición de la candidatura en el Estado de México. Allí tal vez cuenten con la venia presidencial, pero enfrenta el veto del gobernador más poderoso del tricolor.

DESTINOS. Los políticos mexicanos prefieren el Pacífico para vacacionar. La Riviera Nayarita se ha impuesto a Tulum como el destino favorito, aunque recientemente el Mar de Cortés se ha puesto de moda gracias a la presencia de poderosos como los Salinas Pliego y Enrique Ochoa Reza, además de la marina más exclusiva de la región, en La Paz, mientras que Los Cabos se ha vuelto inaccesible, más que para las celebrities hollywoodenses. Aunque ha trascendido que Costa Careyes es el lugar más exclusivo. ¡Órale!