No es ningún secreto. Se sabe, que la integración de averiguaciones previas que integra el Agente del Ministerio Público de la Federación, vienen cargadas de inconsistencias, triquiñuelas e incluso, invenciones para sustentar de oídas’’ o soplos’’, sin apoyo en pruebas científicas, es lo normal en PGR, sino solo hay que ver cuántos casos se les han caído.

Pero a Marisela Morales Ibáñez, abogada de la nación, le ayudó una falla de audio durante la presentación de los Protocolos de Actuación de la Procuraduría General de la República (PGR)’’ en lo futuro. Se invitó a medios: Leyó su discurso, otros hicieron lo mismo, alabaron el correcto proceder de la primera Agente del Ministerio Público federal del país.

No se duda. Es una mujer de buena fe, reconocida, nacional e internacionalmente y es parte de una generación de abogados, con las mejores intenciones, que impulso en PGR, el general-procurador, Rafael Macedo de la Concha, en el gobierno de Vicente Fox, que abandonó, ante la imposición de acabar con Andrés Manuel López Obrador, hoy El Amoroso’’, pero belicoso, antes El Rayito de Esperanza’’.

Morales Ibáñez, es una de las Tres Chicas Superpoderosas’’. Así lo conto el general en confianza en una ocasión, hoy flamante Magistrado de Justicia Militar. Eran ellas: María de los Ángeles Fromow Rangel, Claudia Cameras y Marisela Morales Ibáñez.

Ahora al frente, como primera mujer en más de 100 años de la PGR, Morales Ibáñez, de carácter, tenaz y obcecada, inició su limpia, aunque se hayan realizado otras. De ese tiempo para acá, corrió a 724 agentes del Ministerio Público Federal y Policía Federal Ministerial –antes Agencia Federal de Investigación (AFI)-, removió a 20 Jefes Regionales y 32 Delegados de la PGR en todo el país.

No nada más por corruptos, hacerle al tonto o estar en las nóminas de los malvados, cuando se trataba de perseguir delitos contra los malandros, igual de lo que ocurren en la Policía Federal, sino recuerden, el último hecho del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), que para que contar.

Morales Ibáñez, invitó a los medios para dar a conocer la existencia en la PGR de 168 protocolos, que dejará como herencia al próximo gobierno, con el fin de que personal sustantivo de esa institución, como peritos, ministerios públicos y policías federales, trabajan como se debe y no como quieran, nunca más bajo las normas de lo subjetivo y discrecional’’.

Que no es nada más que, desterrar la corrupción e impunidad, que tanto hizo perder la confianza en esa institución, que los gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN) en los casi últimos 12 años, se habían comprometido acabar, pero no lo hicieron.

Luego de su discurso y planteamientos, la chica superpoderosa, invitó a un recorrido y es ahí, donde ocurrió el milagro’’ tecnológico. Cuando dijo que el 90% de peticiones a Juzgados Especializados en Cateos, Arraigos e Intervención de Comunicaciones, eran rechazados por el Poder Judicial de la Federación, falló el sonido.

Pero también, las grabadoras de los reporteros, porque quedo así el 90% de las peticiones del Ministerio Público Federal han sido hadas ’’ de los fiscales.

No se pudo probar. No había sonido, esa era la nota. Claro para Comunicación Social, eso fue una bendición.

Los reporteros, preguntaron: ¡Sí lo dijo y aceptó! ¡Lo tienes tú grabado! ¡Lo va a pasar Comunicación Social!

Pues no. Pero están los reporteros que escucharon el chirrido del sonido. Por eso empezamos así.

No es secreto, es una realidad. Pero ante el medio de comunicación de cualquiera de nosotros, no se podía sostener.

¡Ojo! No es el único caso, han ocurrido otros. Y lo mejor, para el reportero, sino es veraz, que no verídico, no meterse en problemas.

COMMODATO

¡Para el jueves, pues! Don Andrés, no va a sorprender, va a azuzar la hoguera, esperemos que no sea tan radical, porque es suficiente con la violencia extrema que padece el país, para que se eche más gasolina a la hoguera.

¡Es deseo!