Nada fácil la tiene el joven multimillonario Mark Zuckerberg con los dolores de cabeza que Trump le ha venido causando desde hace varios años. El dilema en el que el CEO de Facebook está metido debe estarle causando serios e incómodos aprietos ante la opinión pública y sus anunciantes.

Una reciente publicación del Washington Post detalla los pormenores de la polémica que Facebook actualmente enfrenta. La incendiaria retórica de Trump, continuamente pisa la raya que delimita lo que la empresa considera derecho de expresión con expresiones de odio o inapropiadas para la red social.

Desde luego, esta incómoda situación para Facebook no es nueva. A raíz de que Trump adquirió el estatus de candidato del partido Republicano y después de Presidente de los Estados Unidos, ha utilizado la poderosa maquinaria de la red social para promover su agenda. Vale la pena recordar el desastroso final de la Consultoría Inglesa Cambridge Analytica que lo catapultó en el poder utilizando prácticas completamente inapropiadas en contra de la privacidad de los usuarios de Facebook para dirigir la campaña del ex candidato.

Más recientemente, su retórica políticamente incorrecta ha avivado las llamas de las diferencias de clases, razas y niveles socioeconómicos en la otrora “democracia perfecta”. A diferencia de instituciones periodísticas legendarias como pueden ser el New York Times o el mismo Washington Post, Facebook sirve como un foro abierto donde no solo, no hay una línea editorial, sino cualquier persona con una cuenta puede “postear” prácticamente lo que le dé la gana.

La cosa se complica aún más para Facebook cuando los anunciantes han comenzado a cancelar sus pautas en la red social a causa de la tibieza de Zuckerberg respecto a los comentarios de Trump. Marcas que atinadamente prefieren no involucrarse en escándalos de esta magnitud llevarán sus inversiones publicitarias a otras empresas con mejor desempeño en responsabilidad social.

La semana pasada, anunciantes como Hershey's, Verizon, Unilever, Coca-Cola y otros dijeron que estaban retirando anuncios temporalmente.

El viernes, Zuckerberg anunció a sus empleados que cambiaría la política de la compañía para etiquetar contenido problemático de interés periodístico que violó las políticas de la compañía como lo hace Twitter. También dijo en el lenguaje más explícito que la compañía eliminaría los mensajes de los políticos que incitan a la violencia y suprimen la votación. Sin embargo, líderes de derechos civiles dijeron que sus afirmaciones no fueron lo suficientemente lejos.

"No hay excepciones para los políticos en ninguna de las políticas que estoy anunciando hoy”, dijo Zuckerberg.

¿Será?

Hablando de responsabilidad social...

Grupo Televisa, ha sido seleccionada como componente en el índice de sustentabilidad lanzado recientemente por S&P Dow Jones y la Bolsa Mexicana de Valores.

El S&P/BMV Total México ESG Index está diseñado para medir el desempeño de las acciones que cumplen con ciertos criterios de sustentabilidad. El índice utiliza criterios basados en principios ambientales, sociales y de gobierno corporativo relevantes para seleccionar a las empresas participantes.

 

Antonio Aja

Columnista

Showbiz