En la primera parte del artículo se expusieron las perspectivas de producción y precios para el 2017 en el sector agroalimentario de Estados Unidos, resaltando la expectativa favorable para el crecimiento de la producción primaria, ligada a expectativas de precios relativamente bajos

En esta segunda parte, analizaré la importancia de las exportaciones para el sector agropecuario estadounidense.

Estados Unidos es líder exportador de diversos productos agropecuarios y el principal exportador de alimentos en el mundo. A continuación, algunas cifras.

Se prevé que para el ciclo comercial 2016-17 las exportaciones de maíz estadounidense se ubiquen en 57 millones de toneladas, lo que representa casi 40% del total de maíz que se comercializa a través de las fronteras a nivel mundial y 15% de la producción de maíz de Estados Unidos.

Estados Unidos se mantiene como el país líder mundial en la exportación de maíz y México es el principal destino externo del maíz estadounidense.

En el caso de la soya, Estados Unidos participa con 40% de las exportaciones mundiales de soya.

Para el presente ciclo comercial se espera que exporten 56 millones de toneladas de la oleaginosa, es decir, casi la mitad de la producción estadounidense se destina al mercado de exportación. Asimismo, 44% de la producción de trigo de ese país se exporta.

Por otro lado, se espera que las exportaciones estadounidenses de algodón se aproximen a 13 millones de pacas de 480 libras, esto es, 75% de la producción doméstica.

En otras palabras, Estados Unidos concentra 36% de las exportaciones mundiales de la fibra.

Estados Unidos también destaca en la exportación de productos de origen animal, en particular, lácteos y carnes.

La producción estadounidense de leche descremada en polvo se ubica en un millón de toneladas, de las cuales 56% se comercializa internacionalmente.

La producción de carne de cerdo de EU supera las 11 millones de toneladas, 21% de las cuales se exporta.

Así, EU participa con casi 30% de las exportaciones mundiales de carne de cerdo.

La proporción exportaciones-producción de Estados Unidos también es relevante para el caso de frutales como manzanas, peras, uvas y nueces.

Dadas las cifras presentadas en esta nota, es claro que se requiere mantener los Tratados de Libre Comercio y la apertura comercial que beneficie al sector agroalimentario estadounidense.

Así, en el Foro anual de expectativas agropecuarias organizado por el USDA se enfatizó la relevancia de mantener el acceso a mercados de exportación para los productos agropecuarios de Estados Unidos a fin de impulsar el desarrollo rural de ese país.

De acuerdo con principios económicos básicos, las restricciones al libre comercio implican, en general, resultados económicos subóptimos.

*David Magaña Lemus es subdirector de Investigación Económica en FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]