El presidente de Francia, Emmanuel Macron, critica que, por primera vez, un presidente de Estados Unidos no comparte su idea del proyecto europeo. Donald Trump ha ido más lejos al decirle personalmente: “es tu vecindario, no el mío”.

En una entrevista reciente con la revista The Economist, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, advirtió que Europa se ecuentra al borde del precipicio. Reconoce que hoy están sucediendo acontecimientos que hace unos años eran impensables en el mundo.

Su advertencia es contundente: “si Europa no despierta, hay un riesgo considerable de que, en el largo plazo, desaparezca geopolíticamente; o, al menos, que no tengamos control sobre nuestro destino. Lo creo profundamente”.

“Desde la década de los 90, la Unión Europea ha perdido de manera progresiva su propósito político. Su enfoque en la expansión del mercado y regulaciones, apuntalado por la garantía de defensa de Estados Unidos, provocó una ilusión de estabilidad eterna. La retirada gradual de Estados Unidos de Europa y Medio Oriente (incluso antes de la elección de Donald Trump), combinada con su tendencia proteccionista, ha expuesto la vulnerabilidad de Europa”.

Macron critica que, por primera vez, un presidente de Estados Unidos no comparte su idea del proyecto europeo. Trump ha ido más lejos al decirle personalmente: “es tu vecindario, no el mío”. Esta declaración confirma que Estados Unidos le da la espalda a Europa y que, sumado a una China con creciente interés en el viejo continente y a líderes autoritarios que amenazan en su puerta, el resultado es una “fragilidad excepcional”. “Si Europa no puede pensar en sí misma como potencia global, entonces, desaparecerá”.

Macron sabe que la división es peligrosa para Europa, por eso insiste en dar un mensaje de unidad siempre que está frente a líderes de otros países. Durante su última visita a China, se refirió más a Europa que a Francia para dejar claro que una política europea común y estratégica es lo que prevalece y debe prevalecer para sobrevivir. Sabe que los gigantes como Estados Unidos, Rusia o China tratan de explotar a su favor cualquier división que perciban dentro de la Unión Europea.

Por su entorno y formación como filósofo y banquero de inversión, Emmanuel Macron es, además de líder, un gran pensador. Todos los días procura leer entre una y dos horas. Por eso enfatiza que lo que se necesita es una “Europa soberana” que significa: desarrollar la habilidad colectiva para defender los intereses europeos sobre la propia seguridad, privacidad, inteligencia artificial, datos, el medio ambiente, la industria y el comercio, de manera estratégica.

Una de sus conclusiones es que Europa enfrenta un “momento existencial” mientras el mundo cambia de un orden global basado en ciertas reglas a uno determinado por políticas de poder muscular. México no es ajeno a esta realidad. Ojalá entendamos, desde una visión geopolítica y geoestratégica, que todo lo que pasa en el mundo nos afecta de manera directa e indirecta. El futuro de Europa no es sólo de Europa.

Twitter: @armando_regil

Armando Regil Velasco

Licenciado en Negocios Internacionales

Ágora 2.0

Licenciado en Negocios Internacionales graduado con mención honorífica por el Tec de Monterrey. Estudió Economía y Políticas Públicas en Georgetown University. Cuenta con diversos diplomados de institutos como: la University of International Business and Economics de Beijing.