JJ Rendón, el polémico estratega venezolano, está de vuelta en México. Hace 10 días estuvo entre los panelistas estelares de la Cumbre Mundial de Comunicación Política, pero también cerró negociaciones y volverá a conducir campañas..., ahora con el PAN.

Asesor de Roberto Madrazo, Elba Esther Gordillo y una docena de mandatarios estatales, Rendón ha trabajado intermitentemente en México, siempre con candidatos y gobernantes priístas. La versión de que estuvo dentro del cuarto de guerra de Enrique Peña Nieto en el 2012 nunca ha sido desmentida, pero tampoco ha sido confirmada.

Después de tres lustros, sin embargo, se estrenará como estratega panista, como asesor del ex alcalde de Hermosillo, Javier Gándara, quien busca la candidatura del PAN a la gubernatura de Sonora. En tanto que el senador priísta Ernesto Gándara ha contratado los servicios del consultor colombiano Mauricio De Vengoechea, quien trascendió a su proveedor local, Jesús Duarte.

En vísperas del inicio de las precampañas, priístas y panistas han acudido a los expertos internacionales para potencializar sus aspiraciones. El blanquiazul ha optado por una triada en la que estarían Rendón, y los estrategas españoles Aleix Sanmartin y Antonio Sola.

La definición de los candidatos que el PRI y sus aliados postularán a las nueve gubernaturas que se disputarán en el 2015 bajó de Los Pinos al Palacio de Covián, donde nadie -hasta ahora- ha quedado descartado.

Nadie renunciará a sus cargos legislativos hasta que no reciban autorización de inscribirse a las contiendas internas , revelaron fuentes del CEN del PRI que ha intervenido en el proceso y que destacan que aunque la paridad de género no es un requisito -como sí ocurre en la postulación de candidatos a la Cámara de Diputados-, se pugnaría por la nominación de cuatro mujeres, al menos.

Las alcaldesas Estela Ponce Rojas, de La Paz, Baja California Sur, y Ana Martha Escalante, San Francisco de Campeche, darían la pelea, aunque sus posibilidades son mínimas, en comparación con las senadoras Claudia Artemisa Pavlovich, en Sonora; Itzel Sarahí Ríos, en Colima, e Ivonne Liliana Álvarez y Cristina Díaz Salazar, en Nuevo León.

En las nueve entidades que tendrán elección concurrente con la federal, el próximo 7 de junio del 2015, el PRI suscribirá alianzas amplias con otras formaciones políticas. En Nuevo León, por ejemplo, negoció con el PVEM, Nueva Alianza, Cruzada Ciudadana y Partido Demócrata una coalición flexible que presentará candidatos a la gubernatura y a 13 de las 51 alcaldías, entre las que están Monterrey, Guadalupe y Santa Catarina. En caso de las diputaciones locales, cada partido postulará a candidatos propios. La rentabilidad electoral de ese megabloque partidista tendría que verse complementada con la selección de un candidato competitivo, para confrontar a la presidenta municipal de Monterrey, Margarita Arellanes, quien está al frente de las preferencias electorales.

¿Popularidad o experiencia? En Nuevo León, el PRI es incumbent y el actual gobernador, Rodrigo Medina de la Cruz, busca preservar su legado pero también, incorporarse al gabinete federal. La lista de aspirantes a la candidatura está coronada por el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y los diputados federales, Héctor Gutiérrez de la Garza y Pedro Pablo Treviño.

En Querétaro, el PRI afronta un dilema de la misma tipología. El alcalde de la capital, Roberto Loyola, es el mejor posicionado por las encuestas, pero el ex diputado federal Jesús María Rodríguez ha convencido a las bases partidistas con un efectivo trabajo territorial y su promesa de pelear por mantener la fuerza económica de la entidad. ¿Y la clase empresarial? Claramente prefiere a quienes cuentan con experiencia en el ejercicio de gobierno. ¿Los candidatos más rentables o los más experimentados? Además de esta disyuntiva, está el fortalecimiento de los grupos priístas, que tienen la mira puesta en el 2018. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, apadrina los afanes del diputado federal Alejandro Moreno por alcanzar la candidatura en Campeche; mientras que Manlio Fabio Beltrones apadrina a su paisana, Claudia Pavlovich, y al vicecoordinador jurídico de la bancada tricolor, Héctor Gutiérrez de la Garza.

Emilio Gamboa Patrón, por su parte, es el principal impulsor de las aspiraciones de los senadores Ricardo Barroso Agramont, en Baja California Sur; José Ascención Orihuela, en Michoacán, y Ernesto Gándara, en Sonora. Esas entidades están en manos de la oposición.

EFECTOS SECUNDARIOS

CASERÍOS. A propósito de las casas arrendadas por altos funcionarios del peñismo a Juan Armando Hinojosa, en las últimas semanas han circulado bromas que amenazan con convertirse en realidad sobre una vivienda que recientemente habría adquirido Alejandro Murat Hinojosa, director general del Infonavit, a una inmobiliaria del contratista tamaulipeco. Las polémicas también están cerca de Jorge Castillo Díaz -principal asesor de Gabino Cue Monteagudo- quien comprará unos terrenos en Valle de Bravo a Santiago de León, ex directivo de Pemex, quien a través de su ex compañero Roberto Keoseyan -apoderado legal de Oceanografía- cerrará la operación.